FANDOM


¡¡El Valor de la Carta de Triunfo!! (切り札の価値!!, Kirifuda no Kachi!!) es el volumen #4 del manga de Boruto: Naruto Next Generations.

Capítulo 12Editar

¡¡Amigos...!! (友達...!!, Tomodachi...!!)

A las afueras de un enorme edificio, Boruto observa boquiabierto los alrededores, entonces le pregunta a Tentō si fue él el que rentó el hotel y el jardín, y expresa que la vida del Daimyō es totalmente diferente, confundido por escuchar esto el Madoka le dice que esto es sólo la vida diaria para él, y que no es como si los hubieran comprado, de inmediato cambia de tema, y le pide al Uzumaki que de prisa le deje ver el Jutsu: Clon de Sombra, Boruto recuerda las palabras de Konohamaru sobre que esto también significa tomar una misión y que podría ser una buena experiencia de aprendizaje para él, teniendo esto en mente, concluye que no tiene otra opción, le dice a Tentō que mire de cerca y crea cuatro clones de sombra, generando gran asombro en el hijo del Daimyō, y al ver que ahora hay cinco Borutos, expresa que los ninjas son totalmente asombrosos y que es como esperaba del hijo del Hokage, el cual ahora piensa que quizás Tentō sea una buena persona por dentro, no obstante, este pensamiento es borrado cuando el mencionado dice que ha escuchado que el actual Hokage puede hacer más de mil de él mismo y que comparado a eso, parece un poco mal, con lo cual el Uzumaki piensa que esta misión va a ser más dura de lo que imaginó. Terminada la demostración de clones, Tentō le dice a Boruto que quiere ver otro jutsu, el llamado “Jutsu de Respuesta”, el Uzumaki lo corrige aclarando que es el “Jutsu de Transformación”, una vez corregido, el Madoka espera el jutsu mencionado, mientras el artífice piensa que le dará una sorpresa, realizando así el Jutsu Sexy y cambiando su apariencia al de una “belleza”, dejando así con la boca abierta a Tentō, al mismo tiempo en que Boruto continúa y usa el Jutsu: Harem tras transformar a sus clones en las mismas “bellezas”, y rodeando todos a un Tentō que aún no puede cerrar la boca, con esto, Boruto piensa que Tentō está tan conmocionado que ni siquiera puede hablar, sin embargo, esta suposición es borrada cuando el “objetivo” comienza a reír fuertemente y mientras piensa que es totalmente diferente de la reacción que estaba esperando, Tentō que se quita las lágrimas por tanto reír, dice que fue divertido, pero hubiera preferido un aspecto limpio y adecuado ya que desde que las chicas atractivas están entrando y saliendo siempre de su casa, está acostumbrado a verlas; esto ocasiona disgusto en el Uzumaki que deshace su jutsu y furioso le dice al Madoka que él es totalmente del tipo que no tiene amigos, confundido por esta oración, Tentō le pregunta si él no es su amigo, Boruto le dice que cuando le dijo que su cerebro era especial lo decía de la manera más colorida y le pregunta que mirándolo a él y a sus reacciones qué lo llevó exactamente a esa conclusión, pero para su infortunio, el Madoka sólo dice que está realmente feliz y que siempre ha querido un amigo ninja de su edad, dejando a Boruto furioso preguntándole si aún lo está escuchando.

Mientras saca un libro, Tentō le dice a Boruto que hablando de amigos, él siempre ha querido hacer esto junto a un amigo, el Uzumaki reconoce el libro, al mismo tiempo que el Madoka expresa que es si colección de “EPIS”, y le pregunta al rubio si a él también le gustan, quien ahora maravillado, recorre el álbum con su vista y le dice a Tentō que incluso consiguió la del evento promocional limitado “Kakashi Hatake – Modo Sharingan” y que en efecto él ha conseguido casi toda la colección, aclarando el propietario que él ha puesto todas las cartas raras en el libro y que ha conseguido toneladas de otras también, inesperadamente, Boruto se detiene, luego recorre a toda prisa las páginas y encuentra la carta que tanto estaba buscando, al notar la reacción del rubio, Tentō le pregunta si quiere esa carta, éste le responde que más que nada y que es la única razón por la que continúa comprando paquetes y que ésta es la primera vez que la ha visto en persona, tras escuchar esto, Tentō le dice que puede tenerla, para sorpresa del Uzumaki quien aún incrédulo le pregunta le pregunta si tiene idea de cuán rara es esa carta y si sabe lo que está diciendo justo ahora y enfatizando que es Super Extrema Rara, el Madoka le responde que está bien, además de que ha conseguido un duplicado de ésta, y que aparte de la carta del Hokage “El Séptimo Hokage”, él ha conseguido todas ellas; aun incrédulo, Boruto pregunta qué sucede con él, Tentō le dice que no es un trato tan grande y que no es difícil pensarlo, y que ha conseguido la más fuerte de todas las cartas, más poderosa que cualquier otra, la “Tarjeta GISA Negra”, sacando así su tarjeta de crédito, con gran sorpresa en sus ojos, Boruto pregunta si esa es una de esas “tarjetas de crédito” y si está bien para un niño tener una de esas. Sentado sobre su silla plegable, Tentō dice que con esa tarjeta puede comprar cualquier cosa que él quiera, y aclara que su padre se la dio a él por su cumpleaños, y que con esto, ni siquiera se pregunta sobre comprar cajas de “EPIS” y que él puede sólo comprar la tienda entera, aclarando que más temprano acabó comprando una tienda entera, y le dice a Boruto que si hay cualquier carta que quiera, no se preocupe acerca de contenerse y que sólo se ayude a sí mismo; al escuchar estas palabras, el Uzumaki recuerda cuando él mismo hacía trampa al conseguir códigos de los videojuegos y sus amigos Inojin y Shikadai le dijeron que no hiciera cosas como esas, entonces vuelve a la realidad cuando Tentō que tiene que haber algo a cambio, pidiéndole este que le enseñe ninjutsu, para confusión del Uzumaki, el Madoka explica que estaba pensando en convertirse en un ninja también, y que tras conseguir todas esas cartas, él comenzó a interesarse en los ninjas reales, con entusiasmo dice que los ninjas son fuertes y rápidos, y cool, y si le enseña ninjutsu, esas cartas de antes serán suyas, preguntándole al final si no es un mal trato, Boruto piensa estas palabras mientras aún sostiene el álbum, el cual pone sobre una mesa y le dice a Tentō que le enseñará, pero que él no necesita la carta, ya que cuando hay algo que realmente quiere, sin importar cuán difícil sea, es el alcanzarlo por sí mismo con su propia fuerza lo que hace que lo valga, y aclara que la razón por la cual va a enseñarle es por su seguridad, ya que después de todo, alguien de su estatus, debería saber al menos un jutsu de auto defensa para protegerse a sí mismo, levantando el puño, dice que ahora que está decidido, va a conseguir que entrene, y que no se rinda a medio camino, para felicidad de Tentō.

En medio de los árboles, hay un tiro al blanco colgando de una soga en una rama, un derrotado Tentō grita que ya no puede más y que no puede hacerlo, en lo que Boruto piensa que se dio por vencido rápido, el Madoka le pregunta al Uzumaki si realmente puede acertarle a algo como eso y que no cree que sea posible, entonces el rubio toma una shuriken del suelo y le explica que él no sólo las “arroje”, acto seguido, arroja esta shuriken, dándole al centro del blanco, y le dice que él quiere la sensación de “dispararla”, pero supone que es un poco difícil d entender, no obstante, Tentō se encuentra cabizbajo, tras notar esto, Boruto le dice que no está motivado por esto y le pregunta que por qué dice que quiere convertirse en un ninja, Tentō le responde que su padre siempre está diciendo que los ninjas son asombrosos, que ellos son personas en las que se puede creer y confiar y cuando él está trabajando, siempre está pensando acerca de los ninjas y nada más, y que es por eso que quiere convertirse en un ninja, para convertirse en un increíble ninja y entrar en una carta como ésta, y si pudiera hacerlo entonces quizás él le prestaría más atención a él y quizás él lo miraría un poco más de lo que lo hace ahora; Boruto recuerda que tuvo el mismo sentimiento con su padre, entonces le dice a su “aprendiz” que si ese es el caso, entonces acerca de endurecerse y mostrar más agallas, siempre y cuando tenga la motivación, él lo encontrará a medio camino y lo ayudará, cosa que alegra al Madoka.

Estando en los alrededores, Yamaoka busca con desespero al joven Tentō, preguntándose qué es lo que está haciendo el guardaespaldas, entonces lo divisa a la distancia, y corre hacia él, Tentō le dice que le eche un vistazo, ya que ahora está más cerca de golpear la marca, el viejo empleado le pregunta a Boruto cuál es el significado de esto, ya que lo que le pidieron a él fue que fuera su guardaespaldas y nada más, y que no puede sólo hacer cosas como ésta por su cuenta, el joven Madoka intenta explicarle, pero Yamaoka le dice que no puede hacer cosas salvajes e incivilizadas como esas, entonces Tentō le aclara que fue él quien le pidió a Boruto que hiciera esto y que por favor no le gritara, aun así, Yamaoka le dice que no importa que suceda, ya que él es el sucesor del Daimyō del País del Fuego y que no hay necesidad de que él haga cosas como esas, Tentō le dice que finalmente empezó a mejorar poco a poco, y que sólo le deje un poco más, Boruto se añade a la conversación y explica que está bien, ya que está empezando a conseguirle la habilidad a esto, y que además, Tentō está comenzando a descubrir cómo arrojar la shuriken por su cuenta, el cual ahora al tenerlo enfrente le pregunta si no está empezando a tener mucha más diversión que el usar el dinero de su padre para conseguir más cartas raras. Tentō mira a Yamaoka, el cual accede y dice que sólo será por el tiempo que estén aquí, para alegría del joven Madoka.

Pasa el tiempo, y el joven Tentō sigue practicando el arrojar shuriken, siendo instruido por Boruto, las shuriken golpean el blanco, sin embargo, no logran dar en el centro, se hace de noche y en un nuevo día, al fin una shuriken logra dar al centro del blanco, ante lo cual, el victorioso Madoka abraza al Uzumaki, quien le dice a su “aprendiz” que puede hacerlo si sólo lo intenta, éste dice que al fin lo logró, pero si no continúa practicando, lo perderá otra vez al instante, Boruto le da la razón y le dice que si no continúa practicando, su cuerpo pronto lo olvidará, pero si continúa practicando, él no sólo seguirá mejorando, y mientras saca la shuriken del blanco, dice que si continúa practicando, él podría incluso encontrar ese “algo”, Tentō mira sus manos desgastadas por entrenar y pregunta qué es ese algo, entonces Boruto le devuelve la shuriken con la que acertó el blanco y le dice que es “algo” que él no puede comprar con una tarjeta negra, para gran satisfacción del joven Madoka, que tras terminado el entrenamiento, dice que van a tomar un descanso.

Dentro del hotel en el que se hospedan, Boruto maldice al encontrar otro señuelo, Tentō que se ríe de él, le dice que realmente apesta en caer en las trampas, estando ambos jugando con cartas, con esto, el Uzumaki dice que esto lo pone en cero vida restantes, dejando como ganador al Madoka otra vez, luego de esto, Boruto le pregunta si aquí no hay alguna regla como mantenerse vivo por su fuerza de voluntad sólo una vez, Tentō que ríe de nuevo, le pregunta qué es eso. Entonces, cuando el rubio está a punto de sacar una nueva carta, ve que ésta es la de su padre “El Séptimo Hokage – Naruto Uzumaki”, con ello, él dice que eso le recuerda a Tentō que él había dicho que no tenía esa carta, cosa que éste asiente, confirmado esto, Boruto le pasa la carta y le dice que puede tenerla, el sorprendido Madoka le pregunta que si es de verdad, el Uzumaki le dice que es en conmemoración por acertar con la shuriken, con lo cual Tentō la recibe con asombro; entonces Boruto le dice que era justo como él quería que su padre lo viera, pero a causa de eso, hizo todo tipo de cosas estúpidas, e incluso falló en convertirse en un ninja, pero fue debido a que todos lo perdonaron, que es capaz de ser un ninja ahora, y que justo ahora él podría todavía ser como esto, pero algún día quiere ser un increíble ninja que sea capaz de apoyar al Hokage (pensando en Sasuke como este modelo a seguir), al instante, dice que esto va a ser muy difícil, llevando a que ambos niños rían, y pensando Tentō que de alguna manera envidia a Boruto.

Siendo el día de la despedida y a punto de despedirse, Tentō le dice a Boruto que éstos fueron sólo unos cortos días, pero fue divertido, concordando con esto el Uzumaki, el Madoka le pregunta si puede verlo de nuevo algunas veces, a lo cual Boruto le aprieta la nariz y le dice que no pregunte por cosas que ya sabe bien, preguntándole si son amigos, y dejando una sonrisa, entonces Tentō con mucha fuerza abraza al rubio.

Vigilando con una mira telescópica desde lo alto de un edificio, está un hombre que se comunica por radio avisando que el guardaespaldas está a punto de irse, la persona con la que habla dada por entendida comunica que entonces se llevará a cabo la misión esta noche, el hombre que vigila le pregunta si ha adquirido la “cara”, el contacto le dice que no se preocupe, y le dice que algo de su tiempo pudo haber sido desperdiciado pero no será suficiente para arruinar su plan, y que el Daimyō no tendrá otra opción más que aceptar la demanda de ellos, los Bandidos Mujina, el observador, le dice que está bien, y que se lo va a dejar a él llamándolo líder, revelándose que éste líder está ahora con la apariencia de Yamaoka.

Capítulo 13Editar

¡¡El Valor de la Cara de Triunfo!! (切り札の価値!!, Kirifuda no Kachi!!)

Boruto camina junto a Sarada y Mitsuki por un pasillo con el fin de ir a una oficina, preguntándole la primera cómo fue su misión de guardaespaldas, el Uzumaki responde que ésta fue para el hijo del Daimyō, su nombre era Tentō y fue totalmente como esperaba, él era totalmente ingenuo y un pequeño príncipe podrido, con terribles habilidades sociales y totalmente imposible de conseguirse llevar bien, y que al menos fue lo que pensó a la primera, pero después de que consiguió hablar con él un poco, descubrió que era inesperadamente un buen chico en realidad, y al final se convirtieron en verdaderos amigos. Al llegar los tres a la oficina, muestran cara de sorpresa al ver un gran desorden, cosa que expresa Naruto, y Konohamaru quien se encuentra organizando detrás de un escritorio les dice que ellos lo hicieron y que vean sus pies, Sarada le dice a su sensei que Mirai va a enojarse con él otra vez, y Boruto le pregunta si él los llamó aquí para ayudarlo a limpiar todo esto, sin embargo, el Sarutobi le dice que no sea ridículo, y si los llamó a la oficina, fue para “esto”, enseñando así un pergamino, explicándole a los tres que es una misión de rango B, tras escuchar esto, la Uchiha consulta que las misiones de rango B son de alta dificultad y que normalmente son puestas al cuidado de Chūnin o ninjas de mayor rango, cosa que el Sarutobi le confirma pero añade que hizo la decisión de que ellos serían capaces de ésta, y Mitsuki dice que no es realmente del todo extraño, ya que el actual Kazekage estaba despejando misiones de rango B cuando él era un Genin, llamando así la atención de Boruto y Sarada, pensando la Uchiha que es el camino que una vez fue tomado por el Kazekage, y como alguien que aspira a ser Hokage, es natural que ella deba ser capaz de manejar esto; y el Uzumaki preguntándose que ellos como Genin haciendo una misión de rango B, una misión de alta dificultad como la que el Kazekage solía tomar, suena increíble. Konohamaru les dice hora que no extravíen su foco, ya que aunque sus expectativas son actualmente altas para ellos, ya que en caso de fallar, todos en la aldea lo sabrán y esa sería una manera de dejar caer su reputación, y si las cosas van a mal terminarán compensándolo limpiando esta habitación desde cero, pero termina diciendo que por supuesto ellos no necesitarán preocuparse acerca de eso y que ahora le muestren algo de agallas, asintiendo así los tres.

Terminada la misión, y caminando por las calles de Konoha, Boruto afirma que definitivamente cumplirán la misión de rango B, mete la mano en su bolsillo izquierdo del pantalón y nota algo, al sacarlo descubre que es una carta EPIS y al verla nota que es la “Super Special Rare” que siempre ha querido y se pregunta qué está haciendo en su bolsillo, en ese momento se percata de que fue Tentō, que él sabía que no podría tomarla, así que él la metió en su bolsillo, y qué es lo que está tratando de hacer, siendo sólo un niño después de todo, no obstante, el Uzumaki decide que aunque realmente la quiere, no puede quedársela después de todo.

A las afueras del hotel en el que Boruto custodió de Tentō, el Uzumaki está subiendo por el exterior del edificio, mientras comenta sobre ese niño, incluso aunque fuera una broma, no puede creer que fuera capaz de colar algo dentro de él, un bolsillo ninja, y ya estando en uno de los balcones, comenta que si irrumpe sobre él de repente, probablemente le dé un ataque al corazón de la conmoción, y que se deslizará de forma genial y hará su aparición como un ninja duro en este balcón. Inesperadamente, Boruto escucha a personas hablar en las habitaciones del hotel, y se percata de gritos de espanto, con lo cual el rubio se esconde pensando que alguien podría verlo y que sabía que debía haber ido normalmente a través de la entrada, pero ahora escucha a alguien comentar quién pudo hacer secuestrado a Tentō y cuando lo atrapen, va a tener el infierno por pagar, llamando así la atención del Uzumaki. Estando un piso debajo de él, uno de los que conversa dice que los criminales se llaman a sí mismos los Bandidos Mujina; uno de los que habla es el Daimyō Ikkyū Madoka, el cual ya dado por enterado de quiénes son los secuestradores, pregunta cuáles son sus demandas, uno de sus escoltas le responde que son 500 millones de Ryō en dinero de rescate y la liberación de todos los presos de la prisión especial del Castillo Hōzuki, causando gran sorpresa en el Daimyō, el escolta sugiere que deberían poner una solicitud a los ninjas de Konoha, no obstante, el viejo Madoka se niega, argumentando que probablemente los bandidos ya captaron todos sus movimientos bajo vigilancia cercana, y que en toda probabilidad, ellos ya deben tener un espía en Konoha o incluso entre su personal, siendo así como ellos fueron capaces de lograr el secuestro de Tentō con este tiempo, y si hacen un movimiento equivocado ahora, esto podría poner la vida de Tentō en peligro, y mientras no conozcan el paradero o identidad del espía, no pueden permitirse el agravar la situación, y pregunta adónde quieren ellos que entreguen el dinero, a lo que responde el escolta que es el “Punto C66”, pero le pregunta al Daimyō que no es posible que esté con la intención de rendirse a sus demandas, a lo que responde Ikkyū que no sea ridículo, negando el que pudiera liberar a toda la escoria del Castillo Hōzuki, pero tienen qué hacer algo para intentar negociar algún tipo de compromiso con ellos, ordenando que por ahora, sólo preparen el dinero. Luego de haber escuchado todo esto, Boruto, aun sin creer lo que sucede, parte a toda prisa.

Estando en casa, Sarada entrena en su habitación mientras con los ojos cerrados apunta con una cuchilla a un blanco, acertando la primara en el centro, y arrojando así otras cinco, las cuales forman un pentágono estando ubicadas cada una en el borde del blanco, con alegría tras su acierto, la Uchiha piensa que rango B o no, ella está lista para cualquier cosa; en ese momento es alertada cuando alguien toca a su ventana a donde voltea y escucha a alguien llamándola, a quien ella reconoce como Boruto, el Uzumaki se disculpa con ella por llegar tarde y le pregunta si tiene un segundo; la Uchiha le pregunta qué sucede, el Uzumaki le aclara que no será capaz de hacer esa misión, dejándola así confusa a elle, y preguntándole a su compañero si esto es algo importante, confirmándolo este, ahora le pregunta si es algo de lo que no puede hablar, asintiendo nuevamente éste, y así dando por entendida Sarada, diciéndole ahora a Boruto que Mitsuki y ella se encargarán de las cosas en este extremo y terminando por decirle a su compañero que tome cuidado en lo que sea que necesite, a lo cual el rubio le da las gracias y le dice que le debe una antes de partir. Estando sola de nuevo, Sarada se quita sus gafas y dice que él realmente lo ha conseguido todo.

En la fábrica Nakayoshi durante la noche, el pequeño Tentō quien aún sigue atado, es librado de una bolsa que está en su cabeza por uno de sus captores, al poder ver, nota que quien le quitó la bolsa de la cabeza es Yamaoka, quien estando acompañado por los otros bandidos, lo saluda y le pregunta cómo se siente, el joven confundido le pregunta qué está sucediendo, con lo cual Yamaoka se disculpa y dice que todavía tiene qué introducirse a sí mismo, retirando parte de su pelo y cambiando así su apariencia drásticamente, así como quitarse las gafas, revelándose así un hombre enorme de contextura gruesa, y causándole gran sorpresa a Tentō, el nuevo hombre después de fumar un cigarrillo encendido por uno de sus subordinados le explica que el verdadero Yamaoka ya está muerto, y que ha estado muerto desde hace mucho tiempo; procede ahora a explicar que usó el Jutsu: Clon de Cadáver, una técnica prohibida que permite devorar y tomar la forma, memorias, habilidades y finalmente la vida de su objetivo, presentándose ahora como Shojoji, y aclarándole al joven Madoka que aunque luzca de esta manera, él es uno de esos “ninjas” que tanto ama, entonces se agacha frente al joven y le pregunta si también hicieron una de esas “EPIS” de él de las que tiene, el joven Madoka le responde que no lo sabe y que nunca ha visto una carta de él, a lo cual Shojoji, refiriéndose a que ellos hicieron una carta de Orochimaru y aclarando que es casi como él, preguntando por qué no hay una carta suya entonces. Tentō le pregunta a su captor qué le va a hacer, éste responde que tienen negocios con su padre y que justo ahora arrojaron algunas demandas absurdas a él y que por supuesto no están esperando gratis, ahora agarra al joven Madoka y le dice que lo cambiarán por ellos, recordándole lo que siempre decía que quería convertirse en un ninja increíble como los que hay en esas cartas, diciéndole que no le haga reír y que lo máximo que sería él es una carta para cambiar con el Daimyō y eso es todo lo que alguna vez será.

Tras caer Tentō al suelo, de sus bolsillos salen la Shuriken que le dio Boruto y la carta de Naruto Hokage, y tras ver estos objetos, Tentō recuerda cuando Boruto le dijo que puede hacerlo si sólo lo intenta, que justo ahora, él podría ser de la manera que es, pero algún día, quiere ser un increíble ninja que pueda apoyar al Hokage. Mientras tanto, Shojoji le pregunta a uno de sus subordinados si el Daimyō no ha dado respuesta aún, negándolo éste, a lo cual maldice de que está tratando de jugar duro; inesperadamente Tentō se libera de sus sogas estando aún atado de manos y apuntando con la shuriken que se le había caído, y con mirada desafiante le dice a su secuestrador que no lo subestime, sin embargo, éste le dice que está curioso de qué es lo que está planeando hacer con ese juguete, y que sería problemático si él resulta herido antes de terminar el intercambio, entonces el joven Madoka le dice que él no es un ninja, y que nadie podría reconocer a escoria como él como un ninja, siendo eso el por qué no hay cartas EPIS de él, para sorpresa de Shojoji, él ve a su rehén decirle que él podría no ser fuerte como un ninja, y al mismo tiempo que apunta la shuriken hacia su cuello, grita que al menos haciendo esto puede de alguna manera ser útil para su padre, incrédulo por lo que está viendo, Shojoji reacciona rápido y desarma a Tentō colocándole su mano derecha sobre su cara mientras sostiene la shuriken con la izquierda, diciéndole ahora al pequeño que pudo haber cambiado su opinión sobre él un poco, ya que nunca pensó que él intentaría eso, pero no puede tenerlo tirando a la basura su preciada vida, ya que después de todo, en orden para tomar su cara y usar el Jutsu: Clon de Cadáver requiere comer el cerebro cuando todavía está vivo, comenzando así a abrir enormemente su boca y enterrando así sus dientes en la cabeza del aterrado niño quien ahora grita. Justo a tiempo, Shojoji es pateado con gran fuerza, obligándolo a reponerse rápidamente, la persona que salvó a Tentō es Boruto, el cual le dice que tiene algunas buenas agallas después de todo, el joven Madoka sonriente le dice que llega tarde. Shojoji reconoce al que lo pateó como el hijo del Hokage, y el Uzumaki le dice a su amigo que se lo deje a él, ya que de aquí en adelante, éste es “nuestro” trabajo.

Capítulo 14Editar

¡¡Teamwork...!! (チームワーク…!!, Chimuwaaku…!!)

Shojoji reconoce a Boruto como el hijo del Hokage, le recuerda que su misión de escolta ya debería haber terminado y le pregunta qué está haciendo aquí. El Uzumaki, luego de haber desatado a Tentō, le responde a su oponente que esa es su frase, y le pregunta cuáles son sus asuntos con él, llamándolo cerdo descalificado como ninja; el líder de los Mujina le pide a uno de sus subordinados que le encienda el cigarrillo que tiene en la boca, y tras exhalar humo, le ordena a sus hombres que maten el ninja rubio.

Boruto le dice a Tentō que se esconda o terminará involucrándose, uno de los Mujina intenta evitar eso, pero el Uzumaki reacciona rápido y crea dos clones de sombra que patean con fuerza a dos de los atacantes, logrando así derribarlos, el Boruto original corre hacia el tercer Mujina que intenta atacarlo con un kunai, para su infortunio, el rubio salta y lo derriba también de una patada; queda sólo el cuarto atacante, hacia el cual Boruto corre, éste intenta tomar al joven Uzumaki de la cabeza, sin embargo es derribado de un golpe en el estómago. Sólo queda el líder de los bandidos, Shojoji, el cual ríe tras ver cómo Boruto derrotó a sus hombres, al mismo tiempo Tentō que ve la pelea a la distancia, piensa que su amigo es increíble.

Boruto le dice a Shojoji que todos esos bastardos ni siquiera pudieron reaccionar, y le pregunta si sólo le da órdenes a idiotas, el líder Mujina le responde que es bastante fuerte, tal como esperaba del hijo del Hokage, y mientras se lame el labio, le dice que sus habilidades no son malas, al ver esto, Tentō le advierte al Uzumaki que tenga cuidado, ya que si ese tipo lo atrapa, lo devorará. Boruto queda pasmado por la declaración de Tentō, pero reacciona rápido cuando Shojoji aparece sorpresivamente en su lado derecho y está a punto de golpearlo, saltando así el Uzumaki muy alto en el aire mientras dice que eso estuvo cerca, ya que considerando el tamaño del cuerpo de su oponente, es bastante rápido, inesperadamente y para su infortunio, el líder Mujina aparece detrás de Boruto y lo aprisiona a con sus brazos antes de que pueda reaccionar, para después decirle que es él el que es demasiado lento y abrir sus mandíbulas, no obstante, el Ninja rubio lo golpea con su cabeza para quitárselo de encima.

Una vez que ambos han llegado al suelo, Boruto pegunta qué pasa con ese bastardo y si en verdad es humano, Shojoji le dice que al principio solía comer cualquier tipo de seres vivos, incluso seres humanos, y que es sólo que cada quien tiene su manera de ser criado, que si eso fuera verdad, los preferiría asados en sal, pero si el cerebro muere entonces es algo que ya no puede usarse, y es por eso que les rompe los brazos y las piernas para que sean más fáciles de comer; el Uzumaki entonces le dice que intente hacer eso con él y que en vez de eso le romperá todos los dientes.

Ambos contrincantes han tomado su distancia, Shojoji es el primero que ataca acercándose a toda velocidad a Boruto al que intenta tomar, pero éste lo esquiva con facilidad y contraataca con Shurikenjutsu de Estilo Uchiha "Relámpago": Triple, arrojando así tres shuriken infundidas con elemento rayo, sin embargo, el Mujina reacciona rápidamente con Elemento Viento: Escudo del Conde del Viento, formando así una barrera de viento que lo protege de las shuriken, las cuales son inmediatamente repelidas en dirección a Boruto, quien salta para esquivarlas. Viendo su situación el ninja rubio crea un Rasengan como siguiente movimiento para atacar, Shojoji entonces pone sus palmas como defensa, y repeliendo así el jutsu para después mandar a volar a Boruto hacia atrás.

Una vez reincorporado Boruto, Shojoji ríe y le explica que con su Elemento Viento: Escudo del Conde del Viento, si percibe cualquier ataque, puede regresarlo a la perfección, siendo una barrera invencible de viento, y que no necesita aprender jutsus, sólo tiene que tener el poder para vencer a sus enemigos y entonces, si le agradan, se los come. En ese momento, Boruto piensa en lo que dijo su enemigo, y quizás el Rasengan Desvanecido tampoco funcione, ya que simplemente leerá sus movimientos y se lo regresará, y que para derrotarlo, no tiene otra opción más que agarrarlo desprevenido, preguntándose al final qué debe hacer.

De vuelta a la realidad, Shojoji le dice a Boruto que está ansioso de devorarlo, y que no será tan malo recuperar su juventud como el hijo del Hokage. El Uzumaki libera una bomba de humo, algo que le reconoce el Mujina, con la visión bloqueada, el ninja rubio intenta atacarlo por detrás, pero es derrotado fácilmente por una patada, pero es derrotado fácilmente de una patada, sin embargo este era un clon, cosa que esperaba Shojoji, el cual sabe que el límite de clones de sombra de Boruto es hasta cuatro, el siguiente clon ataca, pero es cortado fácilmente por el Elemento Viento: Espada del Conde del Viento, luego de esto, Shojoji derrota de un solo golpe al tercer clon que iba a atacarlo de frente y se dirige a atacar al original, al cual agarro del cuello de manera que queda inmovilizado, Boruto intenta crear un Rasengan para atacarlo, pero Shojoji aprieta su agarre haciendo que con la asfixia se deshaga el jutsu. Desde el costado derecho, tres shuriken llegan hacia el Mujina, pero éste usa su barrera de viento para bloquearlas y devolvérselas al cuarto clon así eliminándolo.

Con Boruto incapaz de liberarse, Shojoji le dice que lidió con todos sus clones de sombra y que ahora sólo queda él, le pide que se sienta libre de estar exhausto, porque así será más fácil quebrarle el cuello y comerlo lentamente después de que ya no pueda moverse más; Boruto grita de dolor mientras su enemigo le dice que debe estar arrepentido por ser tan descuidado y no prestar atención. Inesperadamente, algo golpea a Shojoji por la espalda, haciéndolo gritar de dolor y así liberando a Boruto, el líder Mujina sorprendido piensa que es imposible, ya que los cuatro clones de sombra deberían haber sido eliminados y piensa si había un quinto clon, al voltear en la dirección del atacante mientras el humo se dispersa, Shojoji ve a Tentō, el cual le dice que no lo subestime, el Mujina entonces se dispone a atacarlo mientras le dice que no sea tan arrogante, en ese descuido, Boruto que está detrás de Shojoji, le dice a Tentō que es un verdadero hombre un ninja mucho mejor que este cerdo, al mismo tiempo que prepara un Rasengan, Shojoji intenta voltearse, pero es golpeado por el jutsu, cuyo impacto rompe la pared del edificio en el que se encuentran.

El polvo se disipa y Shojoji se encuentra derribado en el suelo, Tentō se alegra por la victoria de su amigo, y Boruto le pregunta al líder Mujina si no pudo percibir su trabajo en equipo.

Capítulo 15Editar

¡¡Apoyo en las Sombras...!! (支う影…!!, Sasaukage...!!)

Con Shojoji derrotado, Boruto y Tentō chocan sus manos en señal de victoria, el joven Madoka menciona que su amigo jamás dejaría de incluirlo en su plan, y que está exhausto pero es bueno que haya funcionado, el Uzumaki dice que la shuriken fue suficiente para distraerlo pero admite que tenía miedo; no obstante, para infortunio de ambos, el líder Mujina se levanta de los escombros y entre jadeos presume que un jutsu de un genin no lo va a afectar y absorber'a cualquier cosa que usen, aun así, Boruto le dice a su oponente que debería rendirse cuanto antes y que no quiere hacerle más daño, le pide a Tentō que se quede atrás, y acto seguido, crea un tercer Rasengan, salta hacia Shojoji al que le dice que ya se agotó su barrera de viento, sin embargo, el jutsu del ninja rubio se deshace antes de que pueda usarlo y éste cae al suelo, su mano derecha le empieza a doler, entonces observa la palma y nota una extraña marca que es una extensión del rombo que tenía anteriormente, confundido se pregunta qué es eso, Tentō entonces corre para auxiliarlo, el Uzumaki piensa si no puede usar su fuerza, Shojoji que también ve la marca en la mano de Boruto, le pregunta si de casualidad es de “esa organización”, el Uzumaki sin entender le dice que no sabe de qué está hablando y le pregunta a qué se refería antes, entonces el líder Mujina le dice que por su apariencia tiene alguna relación con “ellos” y que por eso lo asustó, le presume que no hace falta que se esfuerce tanto y que debería rendirse cuanto antes; viendo la situación Boruto le dice a Tentō que corra rápido, pero éste se niega y le pide a su amigo que se levante, Shojoji que está a punto de atacarlos, les dice que dejen de actuar de esa forma, pero inesperadamente algo envuelve e inmoviliza al líder criminal, el salvador es Mitsuki quien usó su jutsu Modificación de Físico Suave y le dice al líder Mujina que es él quien debe actuar de esa forma, Shojoji intenta liberarse pero antes de que pueda hacer algo es pateado en la cabeza por Sarada y con ello siendo derribado, la Uchiha afirma que llegaron a tiempo.

Boruto les pregunta a sus compañeros de equipo cómo llegaron hasta aquí y si no tenían una misión de rango B, Sarada le responde que se juntó con Mitsuki y fueron a reunirse con Konohamaru, ella estaba preocupado porque no estaba allí, por lo que pensó que algo había pasado; Tentō ve fascinado a los amigos ninja de Boruto, aunque se espanta inmediatamente al ver una serpiente saliendo de la manga de Mitsuki, el cual ahora explica que siguieron el aroma de Boruto hasta ese lugar ya que le enseñó a su mascota a recordar todos los aromas de sus amigos. El Uzumaki explica que vino para finalizar la misión y se disculpa con sus compañeros de equipo, Sarada acepta a cambio de que le compre un macchiato de caramelo y Mitsuki dice que él quiere un capuchino caliente, Boruto tras escuchar esto les sugiere que pidan algo más barato, sin embargo, Tentō se entromete y dice que se lo dejen a él, que va a pagar, Boruto intenta detenerlo, pero su atención vuelve hacia su mano derecha, donde nota que la marca regresó a su forma original y que ahora no duele, preguntándose qué habrá sido eso y recuerda la pregunta que le hizo Shojoji sobre “esa organización”. Sarada le pregunta al Uzumaki por qué tiene esa cara y si pasó algo, pero éste responde que no es nada y cambia de tema volviendo al macchiato con caramelo y el capuchino caliente, no obstante, Mitsuki sospecha algo.

En la mansión Hokage dentro de la oficina de Konohamaru, éste felicita a su equipo por haber rescatado a Tentō el cual también está presente, pero no puede pasar por alto el hecho de que abandonaron la misión que recibieron sin permiso, aunque deba tener en cuenta que fue una situación complicada y que se preparen para una “sanción” adecuada; tras escuchar esto, Boruto dice que fue él quien lo hizo todo y que lo sancionen sólo a él, pero Konohamaru dice que no puede, argumentando que el error de un miembro es una violación en conjunto, y que piense en sus compañeros antes de hacer este tipo de cosas. En ese momento, el Daimyō del País del Fuego llega, el cual le pregunta a Tentō si está bien, si no se lastimó y que estaba preocupado, Tentō que se encuentra con su padre le dice que no le pasó nada y le pide que se detenga porque lo está avergonzando; este escenario trae satisfacción al equipo Konohamaru. Tentō le narra a su padre que luchó, que Boruto le dio unas shuriken y que lo entrenó hasta que aprendió a lanzarlas, explica que se esforzó al máximo todos los días para convertir en un adulto responsable y apoyarlo, dejando una expresión de alegría en el viejo Ikkyū.

El Daimyō que está a punto de despedirse junto a su hijo, les da las gracias a Boruto y sus amigos por cuidar de Tentō, Konohamaru les dice que lo que importa es que están a salvo y que se cuiden en el camino, poco antes de partir, Boruto saca algo de su bolsillo y le dice a Tentō que él le dio esa tarjeta de EPIS pero que se la regresa y le pregunta si recuerda lo que dijo antes, el joven Madoka quien recibe la tarjeta de vuelta dice que si era que a pesar de las dificultades intente resolver las cosas por sí mismo, el Uzumaki lo afirma y dice que se lo deje a él; Tentō mira la tarjeta un momento y le da las gracias a Boruto por todo y se estrechan las manos antes de despedirse.

En la tienda que frecuenta, Boruto maldice otra vez al no encontrar la tarjeta EPIS que quiere, de lo cual se percata Mitsuki, la tendera le dice que es un idiota y que no aprende, el Uzumaki le dice que se calle y le pregunta si esa es una forma de tratar a los clientes, inesperadamente, Sarada aparece diciéndole a su compañero que realmente es un idiota, y le pregunta que si tanto quería esa tarjeta rara que le devolvió a Tentō, debió ser sincero y quedársela, Boruto responde que es más complicado que eso, entonces la Uchiha se siente desafiada y decide comprar un sobre de tarjetas EPIS, por el cual le cobran 30 Ryō; Mitsuki le menciona a su compañera que cada sobre trae 10 tarjetas y que si sale una tarjeta que sea más alta que “rara” sería mucha suerte, con esta palabra en mente, Sarada va a abrir el sobre mientras que Boruto pregunta por qué el suspenso, después de una extraña reacción, los genin ven que una de las tarjetas es una Super Special Rare (SSR) de Orochimaru, Boruto menciona que nunca había visto esa tarjeta antes y pregunta quién es la persona que aparece en ella, Sarada con expresión de asco le entrega la tarjeta a su compañero rubio mientras expresa que se la quede, que esa es la peor y que ni siquiera se parece; Mitsuki responde que de vez en cuando Orochimaru cambia de apariencia pero no sabe si cambió de apariencia recientemente, entonces Sarada le pregunta cómo sabe tanto de él, Mitsuki responde que eso es porque él es su “progenitor”, lo cual causa gran sorpresa en la Uchiha, Boruto que observa la tarjeta pregunta si en verdad es el padre de Mitsuki, luego dice que no es fácil encontrar la tarjeta y se pregunta si realmente debió haberla aceptado.

De vuelta en su casa, Tentō observa la tarjeta que Boruto le devolvió y recuerda las palabras que le había dicho antes, toma la tarjeta para colocarla en el álbum mientras dice que Boruto se convertirá en un ninja increíble que sea capaz de apoyar al Hokage, revelándose que la tarjeta que tanto quería su amigo era una SSR, La Sombra de Apoyo o Kage de Apoyo Sasuke Uchiha.

En la mansión Hokage, Ibiki Morino quien está acompañado por Sai, interroga a Shojoji al que le dice que resistirse es inútil y le da el consejo de que es mejor que vaya directo al grano, el líder Mujina le dice a sus interrogadores que tiene un montón de información valiosa para ellos, pero que si no le dan algo a cambio entonces estarán hablando solos, Ibiki le dice que no se pase llamándolo basura, y que hará que lo lamente amargamente. En ese momento la puerta de la habitación se abre y aparece Sasuke con el que Sai se disculpa por la molestia, sin embargo el Uchiha le agradece y menciona que quería hablar con Shojoji personalmente, al que le pregunta si sabe quién es él, éste lo reconoce, Sasuke le dice que es obvio que el lugar de una basura que vive en el margen de la sociedad como él es el basurero y le pregunta qué debería hacer con él, inmediatamente procede a preguntarle al criminal qué es lo que sabe de la marca de la mano de Boruto, Shojoji responde que no sabe nada más, jurándolo, e informando que simplemente escuchó una “conversación” de unos tipos sospechosos que usaban túnicas negras, el Uchiha le pregunta dónde fue eso y cuáles personas eran, Shojoji dice que no lo recuerda y que de casualidad los encontró en el sótano de un edificio cuando robó unas cosas en el pasado, no sabía cuántas personas eran, y que ellos se hacían llamar los “Kara”, a quienes recuerda reunidos contemplando una pared con imágenes de unas extrañas marcas. Sai menciona que es la primera vez que escucha el nombre de esa organización, Shojoji informa que se sintió muy mal y escapó al mismo tiempo, y que puede que no tenga nada que ver, pero conoce perfectamente el Juinjutsu de Orochimaru, y “eso” que apareció en el hijo del Hokage era otra cosa y que aun así, para él no tiene ningún sentido.

En un lugar lejano, un encapuchado le pregunta a alguien llamado Jigen, el líder de la organización, si lo llamó, éste que también está encapuchado y el cual tiene una marca con forma de rombo en la barbilla saluda a todos los presentes y da por iniciada la reunión.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.