FANDOM


¡Corre, Sarada! (サラダ、走る!!, Sarada, Hashiru!!) es el episodio #17 del anime Boruto: Naruto Next Generations.

SinopsisEditar

Kakashi Icha Icha Aviso: Esta sección del artículo revela parte de la trama de la serie que tal vez no quieras saber.
Los estudiantes de Academia se encuentran entrenando sobre el agua en un lago, Shino les dice a la porción que está adentro que sólo deben concentrar el chakra en la planta de los pies, y si lo hacen bien, incluso podrán caminar sobre el agua, entre los presentes, Chōchō menciona que es ella quien tiene la mayor desventaja, Sarada quien practica con ella a su lado, le pregunta si no le parece una tontería, ya que para eso están los barcos, pero la Akimichi le pide que no le hable; a continuación ,el profesor Aburame procede a concentrar chakra en su palma y golpear la superficie del lago, esto genera oleaje y hace que los estudiantes pierdan estabilidad y caigan en el agua, luego de esto, Shino explica que el agua no tiene un solo estado, que un río o el mar no son así.

Cargando una bolsa de compras mientras cruza la calle cerca del cruce de tren, Sarada dice que las verduras subieron de precio, entonces es distraída cuando que sobre el tren que está pasando, se encuentran Boruto, Shikadai, Inojin y Denki, los cuales descienden cerca de ella, el Kaminarimon le menciona al Uzumaki que eso fue peligroso, pero éste le dice que esté tranquilo y que es cuestión de costumbre, luego éste saluda a Sarada, ella se acerca y le pregunta si otra vez está tramando algo, el Nara explica que le enseñan a pecar a Denki, aunque es un fastidio, Boruto se burla de su compañero de quien dice que nunca ha pescado, el Kaminarimon se defiende diciendo que ha estado en juegos de pesca, el Uzumaki ahora le dice a la Uchiha que si quiere, puede venir, pero ésta responde que tiene que preparar la cena, y cambiando el tema argumentando que no es que le importe y les pregunta si saben viajar en tren, a lo que Boruto le dice que no sea tan seria y explica que en el techo es mejor porque se siente el viento, la Uchiha comenta que eso es de niños, pero el Uzumaki le responde que no lo sabrá hasta intentarlo, no obstante, ella responde que lo sabe sin hacerlo y sigue su camino, comentando Boruto que es una amargada mientras la ve partir.

A la hora de atardecer en la casa Uchiha, Sarada se encuentra en la cocina preparando la cena, Sakura llega para al instante ser recibida por su hija, y la pelirrosada comenta que la sopa de miso huele delicioso, y pregunta si le puso tomate, pero Sarada responde que tomate en la sopa de miso no queda bien, cambiando de tema, le pregunta a su madre si preparó lo de mañana, a lo que Sakura responde que sí y que esté tranquila.

En un nuevo día, Sakura lucha para cerrar su maleta de viaje hasta que finalmente lo consigue, frente a ella, Sarada le pasa un papel y le dice que le anotó el itinerario del viaje, y le advierte que si no se apresura, Ino tendrá que venir por ella, no obstante, Sakura le dice a la joven Uchiha que le preocupa irse de viaje y dejarla sola, a lo que Sarada sólo le dice que no se vaya, lo que la pelirrosada niega y comienza a reír, Sarada le dice a su madre que entonces no tiene que decirlo y que hace mucho que no se toma un descanso. Mientras Sakura es empujada lentamente hacia fuera de la casa por su hija, le dice que volverá mañana y le pregunta qué quiere que le traiga, la Uchiha entonces responde que un padre, podría ser bueno, Sakura con una expresión apagada le dice que no le pida ese, a lo que Sarada le dice que esté tranquila y que no tiene por qué darle nada, Sakura procede a ponerse sus zapatos y nota algo en un mueble, entonces pregunta si no han venido por eso, Sarada que comienza a abrir el pañuelo que lo envuelve pregunta qué es, hasta que nota un conejo de peluche, Sakura le responde que es un peluche para una niña del hospital, y le aclara que como estaba roto en un brazo, lo trajo anoche y lo cosió, y pidió que alguien del hospital viniera por él pero deben estar ocupados, al instante dice que tendrá que llevarlo, Sarada le pregunta si no puede ser cuando vuelva, a lo que la pelirrosada responde que prometió que lo devolvería hoy, y si no lo tiene, se sentirá sola, y cuando está a punto de cancelar su salida con Ino, la joven Uchiha se ofrece a llevarlo, viendo esto, Sakura se disculpa mencionando que tendrá que darle un montón de cosas, despidiéndose así Sarada mientras carga el peluche. Sakura con la confianza puesta en su hija, procede a salir de la casa y al abrir la puerta, encuentra a Ino frente suyo, quien le dice que van a divertirse.

Sarada llama al hospital de donde recibe las gracias, y una explicación de que ese peliche fue el que le dio el padre a la niña propietaria, y que sin él, ella no se siente bien, con esto, la joven Uchiha dice que irá enseguida, y que le diga que espere un poco.

Sarada entra al tren el cual toma, y deja el peluche envuelto en el portaequipaje, pero al hacerlo, nota que algo se cae y lo recoge. Al abrirlo, se da cuenta de que es una carta de su madre en donde le dice que está disfrutando del viaje, y porque sabe que se encargará de todo en su ausencia, le agradece por lo del peluche. El tren se detiene en Tatsumimon, lo cual hace a la joven Uchiha volver a la realidad y sale corriendo fuera del tren, luego piensa en la ubicación del hospital, pero se percata de que olvidó el paquete para luego voltear y ver al tren alejarse.

Sarada corre de manera afatada mientras se pregunta qué hace entonces voltea hasta que ve las casas y dice que si corre por los tejados puede seguirlo a la siguiente estación. Cuando está a punto de trepar a la casa, dice de manera seria que esto es lo que hace Boruto, inesperadamente, una mujer aparece y se dirige a Sarada, esto altera a la joven Uchiha quien reconoce a la mujer que le habló como Shizune, para al instante hacer una reverencia y agradecerle por cuidar tanto de su madre, Shizune le pregunta que por qué muestra tanta formalidad, Sarada intenta explicarse, pero acaba diciendo que tiene algo urgente, se despide y sale corriendo.

Cerca de un puente que está sobre un río, Boruto les dice a sus amigos que no pueden volver sin nada dos días seguidos, aunque Denki le dice que fue muy divertido, pero esto molesta a Boruto quien le dice que aún no entiende lo divertido sobre pescar, y que lo llevará a un sitio en donde tengan la pesca asegurada, el Kaminarimon le pregunta si existe un lugar así, a lo que el Uzumaki sonríe y le dice que confíe en él.

Sarada corre a toda prisa hacia la siguiente estación de tren, y al llegar ve a una anciana que intenta averiguar cómo se compraba un boleto, la Uchiha que tiene toda prisa, entonces decirle ayudarla preguntándole adónde quiere ir. Tras subir ambas las escaleras, la anciana le da las gracias, pero con esto, termina perdiendo el tren.

El tren sigue su camino, Sarada que corre a toda velocidad mientras lo sigue, logra divisarlo, pero comienza a alejarse, entonces la Uchiha ve un cambio de dirección en el camino, y decide saltar sobre el vehículo. Sarada logra llegar al techo del tren, confidencialmente, Shikadai que está en el mismo vehículo junto a Inojin, Denki y Boruto, escucha algo; la Uchiha al contemplar la vista y sentir el viento, admite que Boruto tenía razón, que se sentía bien, desafortunadamente para ella, Shikadai se asoma por la ventana de uno de los vagones, obligando a la Uchiha a esconderse y preguntándose si la vio, aunque lo niega al pensar que sólo fue un instante, y acaba preguntándose por qué tenían que subir justo a este tren. Shikadai que vuelve a su asiento, se queda pensativo y dice que no puede ser, entre sus amigos que lo miran de manera extraña, Boruto le pregunta qué pasó, el Nara responde que vio algo imposible y se pregunta si será cansancio, entonces les pregunta a sus compañeros si Sarada no se subiría al techo del tren, lo cual sorprende a Denki, pero Boruto lo niega argumentando que es imposible, ya que ella misma lo dijo y que si lo hiciera, su reputación caería en picada, Inojin dice que no se recuperaría jamás, y Shikadai añade que se reirían hasta la graduación, con esto, los tres muestran una sonrisa siniestra dejando confundido al Kaminarimon. Con los cuatro ya en el techo del tren, Boruto dice que no está y pregunta que en dónde la vio, Shikadai señala la dirección, mientras Sarada se encuentra escondida detrás de un cilindro, el Uzumaki comenta que busquen bien, y el Nara añade que no pueden perder esta oportunidad, diciéndoles el Yamanaka a ambos que son malvados; Boruto llega hasta el otro lado del cilindro creyendo encontrar a Sarada, pero no ve nada y le dice a Shikadai que debió confundirse; sin notarlo los cuatro, la Uchiha está colgada de un costado del tren, ésta logra ver que en el portaequipaje se encuentra el envoltorio del peluche. En la parte del techo, Shikadai les comenta a sus compañeros sobre pisadas, Inojin pregunta si son pisadas de chica, y Boruto ordena que busquen más. El conductor del tren escucha el alboroto y se levanta para ver, lo cual obliga a Sarada a saltar del vehículo, no obstante, el conductor logra ver al grupo de Boruto, a los que les grita.

En una vía que está debajo del puente sobre el que cruzó el tren, Sarada logra aterrizar, la cual dice que se salvó por poco, y manifiesta con enojo que es por culpa de Boruto, pero que nadie puede verla así, pero para infortunio de la Uchiha, ésta escucha un crujido, y al voltearse ve a Chōchō quien está comiendo papas.

Sentadas en una banca, Sarada le pide a Chōchō que no se lo diga a nadie, y que hará lo que quiera, sin embargo, la Akimichi le dice que al contrario, le alegra, mencionándole a su amiga que era un poco estricta, la Uchiha le pregunta si le guardará el secreto, a lo que le responde que las chicas buenas tienen sus secretos, dándole las gracias Sarada, Chōchō procede al instante a pedirle que le cuente ese secreto.

En la oficina de objetos perdidos, Chōchō toca la campana de recepción mientras le explica a Sarada que en este lugar guardan todos los objetos olvidados en los trenes, la Uchiha le dice que sabe un montón; al llegar el empleado, éste le pregunta a la Akimichi si volvió a perder algo, a lo que Chōchō apunta hacia Sarada y dice que hoy fue ella, la Uchiha narra que olvidó un paquete envuelto en una tela con diseño de cerezos en el tren 7610, el empleado con la información en su mente, busca entre los objetos hasta que saca el paquete indicado, Sarada con alegría en su expresión agarra el paquete y Chōchō dice que fue una resolución rápida, con esto, el empleado pide que firme el recibido, cosa que hace al instante la Uchiha mientras agradece y explica que es un peluche muy importante para una niña del hospital y que prometió que se lo llevarían, la Akimichi que escucha esto, procede a abrir la tela y al verlo pregunta si es un peluche maldito, Sarada al ver el peluche nota que éste es completamente diferente al que tenía, cosa que le comenta al empleado, quien revisa en su registro y explica que había otro objeto similar, y se disculpa porque ya lo retiraron, lo cual deprime a la Uchiha.

Caminando por las calles de Konoha, Sarada se pregunta una u otra vez qué hacer, si debería ir a la policía, Chōchō que camina a su lado mientras sostiene el paquete errado, e pregunta por qué no siguen este rastro, la Uchiha con sorpresa en su rostro le pregunta si se lo trajo, la Akimichi le dice que no sea tan seria y que si se lo dan al dueño, no hay problema, Sarada comenta dudosa a esto que puede ser, con lo que Chōchō le recuerda que ella misma lo dijo, que no es momento para pequeñeces, no obstante, la Uchiha le dice que por mucho rastro que sea, nunca había visto un muñeco así, sin embargo, la Akimichi sonríe y dice que se lo deje a ella.

Cruzando en medio de un callejón estrecho, Sarada le pregunta a Chōchō adónde van, ésta sólo le dice que esté tranquila. Al llegar al otro lado del callejón, la Uchiha observa los alrededores y menciona que no sabía que hubiera un lugar así, la Akimichi ríe y le dice que no viene mal venir aquí de vez en cuando. En un lugar inusual, Sakura pregunta qué es esta tienda, Chōchō responde que aquí venden comida de otras aldeas, le explica que sabe que su madre es de Kumogakure, y que ella viene aquí cuando quiere probar la comida de su aldea natal; la dueña de la tienda pregunta quién es, Chōchō la saluda y le pide que vea una cosa, mostrándole así el paquete, la dueña le dice que no le saldrá gratis, y al ver a Sarada pregunta por “esa chica tan linda”, la Uchiha dice que si es por dinero, tiene un poco, pero la encargada le recalca que no busca dinero y le dice que se vaya, entonces, Chōchō saca algo de su ropa, revelando una bolsa de papas, la dueña de la tienda con sorpresa en su rostro pregunta si todavía quedaban, narrando la Akimichi que son papas sabor pescado y planta camaleón fantasma, que las encontró luego de un asado y es la última bolsa, la dueña con insistencia le dice que se las dé rápido, pero Chōchō sólo accede si le dice de dónde salió el paquete. La dueña desenvuelve la tela y al ver el muñeco responde que es de Takigakure, Sarada pregunta si esa aldea no está al norte, con lo que la dueña dice que esa gente ofrece muñecos a sus antepasados, y que celebran una ceremonia una vez al año y que cree que hoy es el día de la ceremonia, la anciana que inútilmente intenta conseguir la bolsa, escucha a Chōchō preguntarle cómo es esa ceremonia, entonces explica que tiran los muñecos al río para pedir al instante que le den ya las papas, Sarada pregunta ahora que su paquete se irá flotando, y expresa que es horrible, Chōchō que aún sostiene el paquete, pregunta en dónde es esa ceremonia.

Al pie de una cascada, se encuentran varias personas con atuendo similar formando una fila, estas personas cargan paquetes envueltos en telas.

Sarada quien corre junto a Chōchō por las calles, dice que al parecer la ceremonia es por la tarde, y la Akimichi le dice que si se dan prisa llegarán a tiempo; la Uchiha le pregunta a su amiga si esas papas eran muy valiosas y le pide que la perdone, a lo que Chōchō dice que sólo le queda imaginarse su sabor y suelta un rastro de lágrimas.

Al pie de un mirador sobre un acantilado, Ino llega junto a Sakura cerca de una banca, la última exhala y dice alegre que hace mucho que no se relajaba así, la rubia le dice que se esfuerza demasiado y que lo hace todo sola, y le pregunta si Sasuke la contacta frecuentemente, la pelirrosada niega esto pero dice que cuando piensa que él viaja por el mundo, cree que debe esforzarse; luego de esto, Ino le sonríe a su amiga y le dice que le tiene una sorpresa, procede a señalar el lugar y le pregunta a Sakura en dónde están y que no le diga que no lo recuerda, Sakura confundida le pregunta a Ino si lo sabía, ésta le responde que no subestime a una amiga, explica que investigó y aquí es en donde Sasuke y su amiga tuvieron su primera cita, con lo cual Sakura dice que sólo fueron dos minutos y medio, sin embargo, Ino la empuja hacia la banca al tiempo que le afirma que no quiere saber más, y que se empape en recuerdos, así despidiéndose y dejando a la pelirrosada sentada. Sakura contempla la vista hacia el mar mientras el viento sopla sobre su cabello y dice que esto le trae recuerdos y que apuesta a que Sasuke ya lo olvidó, entonces posa una mano sobre la banca y se pregunta en dónde estará ahora.

Las personas se encuentran reunidas frente a la cascada con la intención de colocar su ofrenda ceremonial. Sarada y Chōchō que corren hacia el lugar se ven bloqueadas por una reja, la Uchiha intenta decirles que se detengan pero es inútil, las personas comienzan a colocar los muñecos envueltos sobre barcas, viendo esto, Sarada grita que no la detendrán las pequeñeces y comienza a trepar la reja. El peluche envuelto en tela de cerezo flota sobre el río, Sarada que corre por una orille sigue su curso, mientras tanto, Chōchō le entrega el paquete real a su propietaria y le dice que luego se lo explica antes de partir. Tras tomar una desviación para adelantarse, Sarada y Chōchō están esperando a que venga flotando el paquete, al ver el objetivo llegar, mientras la Akimichi pregunta qué harán ya que la corriente aumenta río abajo, la Uchiha procede a concentrar chakra, y dice que si “ese ninjutsu” sirve para algo es para esto, con lo cual comienza a caminar sobre la superficie del agua, aunque Chōchō le dice que en esta corriente es una locura, a lo que Sarada le dice que no le hable. La Uchiha camina lentamente hacia el paquete y a la distancia la Akimichi le dice que se concentre, ya que si se distrae un poco, se hundirá en el río, Sarada le dice que ya lo sabe, y tras haber caminado lo suficiente, espera a que llegue el peluche hasta su posición, abre las piernas para poder recibirlo y logra agarrarlo, pero en ese momento llega Boruto junto a sus compañeros, a quienes Chōchō ve.

Boruto dice que aquí seguro pescarán algo, al escuchar la voz de su compañero, Sarada pierde su concentración y con ello su estabilidad sobre la superficie del río, y cae dentro del agua, pero antes logra arrojar el paquete en el aire el cual es atrapado por Chōchō. Shikadai que está jugando en su consola junto a Inojin, les pregunta a sus compañeros si oyeron algo, el Yamanaka le pregunta a su compañero si es su imaginación otra vez, Denki arroja su caña de pescar y Boruto que está a su lado le dice optimista que podrá pescar al rey del río, cosa que dudan Inojin y Shikadai. Denki observa algo en el río y se lo señala a Boruto, quien dice que es el rey y que no hay duda, la masa comienza a acercar a ellos y al tiempo en que el Uzumaki ordena que traigan la red, el cuerpo sale del agua, siendo ésta Sarada, para sorpresa de Shikadai, Inojin le pregunta a ella qué está haciendo aquí, al igual que Boruto, la Uchiha con expresión seria y mirada aterradora responde que estaba nadando porque tenía calor y les pregunta si tienen algún problema, así asustando a los cuatro que dicen que no tienen ninguno.

En el hospital de Konoha, Una niña se encuentra acostada en la cama de su habitación observando por la ventana, entonces escucha un ruido, y al voltear, encuentra a su conejo de peluche, al que llama Kuu y abraza con alegría. Chōchō observa la habitación desde la rama de un árbol, para unírsele Sarada, se disculpa con su amiga por tardarse y le pregunta si van a comer dulces, diciéndole la Akimichi que ella invita.

En la hora de atardecer, Sakura llega a su casa, camina hacia la sala para buscar a Sarada, y la encuentra en la cocina preparando la cena, viendo esto, le dice a su hija que hoy no hacía falta que lo cortara ella, la Uchiha le pregunta cómo le fue, la pelirrosada con entusiasmo le responde que se divirtió mucho y le da las gracias, luego comenta que la sopa de miso huele delicioso, Sarada dice que hoy le puso tomate, a lo que Sakura le dice que eso es raro, Sarada le pregunta si puede poner los palillos. Tras organizar la mesa, Sakura le pregunta a su hija si llevó el peluche, ésta responde que sí y que fue fácil, mostrando una sonrisa.

CuriosidadesEditar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.