FANDOM


Futami (フタミ, Futami) era un ladrón y el primer seguidor de Hagoromo Ōtsutsuki.

HistoriaEditar

Futami se encuentra con Hagoromo

Futami se encuentra con Hagoromo.

Varios años después de la batalla contra Kaguya Ōtsutsuki y el Diez Colas, la tierra quedó devastada, Futami tomó residencia cerca de un puente roto. Cada vez que alguien que quería cruzar el puente, Futami se acercaba a él, diciendo que ayudaría a pasar sus cosas al otro lado, sólo para tomar sus pertenencias y huir. Un día, llegó Hagoromo y decidió reconstruirlo, a pesar de que Futami consideraba la reconstrucción del puente como una amenaza a su forma de vida.

Después de ver el trabajo de Hagoromo en el puente por un par de días, Futami se unió a él para que así se fuera lo más rápido posible, aunque pensaba destruir el puente después de la partida de Hagoromo. Mientras ayudaba a Hagoromo, otros tomaron interés en ayudar con el puente, Futami logró apreciar cómo se sentía y como se sentían los demás, haciendo gala del esfuerzo que puso en la reconstrucción del puente. Cuando el puente se había completado, Futami decidió no destruir el puente, y se fue con Hagoromo.

Al conocerse mejor, Hagoromo compartió su chakra con Futami, quien se convirtió en el primero de muchos seguidores del Ninshū de Hagoromo, con el deseo de dar sentido a su vida, algo que lo que siempre había carecido. Pronto, los dos llegaron a otro puente destruido, esta vez con Mitsuo como su respectivo ladrón. Mitsuo reconoció a Futami como un compañero ladrón, y le reprochó por haber entrado en su territorio, sólo para descubrir que Futami había cambiado sus caminos, y que él y Hagoromo querían reconstruir el puente.

Futami seguiría a Hagoromo por años, convirtiéndose en el primer estudiante y seguidor del Ninshū junto a varios nuevos seguidores que se unirían con el paso del tiempo. Posteriormente varios años después, Futami regresaría con Hagoromo al País de los Antepasados y se quedaría allí acompañándolo cada vez que velaba por Indra y Asura.

AparienciaEditar

Futami tenía el pelo largo y negro que enmarca su cara y ojos marrones. Inicialmente su vestimenta constaba de una camisa marrón clara sin mangas, un pantalón verde y vendas en los antebrazos y piernas. Posteriormente al volverse seguidor del Ninshū, empezaría a utilizar un kimono blanco con un diseño de nueve magatamas en el cuello.

CuriosidadesEditar

  • "Futami" (二見) significa "ahorquillado".
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.