Jutsu de Marioneta (傀儡の術, Kugutsu no Jutsu) es un ninjutsu único de estilo de pelea que es utilizando generalmente por los ninjas de Sunagakure.

Historia[editar | editar código]

Siglos antes de que Monzaemon creara su versión de la técnica de marionetas, el clan Ōtsutsuki usó una versión diferente. Los Ōtsutsuki pudieron controlar a sus títeres (u otras personas) de forma remota desde aparentemente cualquier distancia. Esto se logró colocando orbes de chakra dentro de los cuerpos de los títeres, lo que le permitió a los Ōtsutsuki controlar sus títeres solo con el pensamiento. Con el tiempo, estos títeres se volvieron en su mayoría autónomos, no requirieron ningún esfuerzo consciente para controlarlos y solo necesitaron al Buque de Energía para impulsar sus movimientos.

Las versiones más recientes de este tipo de jutsus provienen de Monzaemon Chikamatsu, shinobi perteneciente a Sunagakure. Originalmente, fueron utilizadas para fines de entretenimiento, pero después, junto a otros shinobis, trabajaron diligentemente para convertir ese arte teatral en una forma única de combate. Las mejores creaciones de Monzaemon, consideradas obras maestras, fueron las diez marionetas de Chikamatsu.[1]

Información[editar | editar código]

Con este jutsu, las personas pueden manipular y controlar a una o varias marionetas a través del uso de hilos de chakra que salen de sus dedos. Dependiendo de la experiencia del marionetista, representará la cantidad de títeres que el usuario pueden utilizar, hasta ahora se sabe que la máxima cantidad de muñecos que se pueden usar son diez (uno por cada dedo). Pero Sasori ha sido capaz de controlar 100 marionetas, ya que su cuerpo modificado le permitía hacer dicha hazaña.

Hilos de Chakra usados para controlar las marionetas.

Este jutsu tiene algunos puntos débiles: de acuerdo a las observaciones de Shino Aburame durante su lucha contra Kankuro, la técnica de marionetas es un estilo de largo alcance, lo que significa que los titiriteros son débiles frente a los luchadores de combate cuerpo a cuerpo. Dado que la mayoría de titiriteros utilizan sus manos para manipular las marionetas, si sus manos están desactivadas, entonces, la técnica se puede neutralizar. Debido a esto, el titiritero evita estar en luchas mano a mano y solamente depender de sus títeres en su lugar.

Esto fue demostrado por Shino durante su lucha contra Kankuro, donde usó sus errores para infiltrarse en las articulaciones de Karasu, lo que hace un muñeco inmóvil. Y luego otra vez por Sasori, quien utilizó la Arena de Hierro del Tercer Kazekage para detener los escudos de mecánica de Chiyo.

Sasori ha logrado resolver estas debilidades, uno de sus métodos innovadores es Hiruko, una marioneta que le permite a su poseedor mantenerse dentro de él como armadura y permitirle además defenderlo. Gracias a esta marioneta, él puede estar en una lucha a medio alcance sin tener que pensar en participar en la pelea.

En Gaara Hiden, después de que Kankurō estudia los informes de los títeres de Ōtsutsuki, logra un efecto similar al usar hilos de chakra imperceptiblemente delgados; aunque esto no hace que sus títeres sean autónomos, aumenta significativamente el rango desde el que puede controlarlos.

Véase También[editar | editar código]

Referencias[editar | editar código]

  1. Tercer Databook, pág. 269
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.