FANDOM


Referencias HD
Este artículo o sección necesita referencias que aparezcan en una fuente oficial de la franquicia Naruto.
Por favor, ayuda a Naruto Wiki añadiéndolas. Si necesitas ayuda sobre cómo y cuándo hacerlo, contacta con el Proyecto Referencias para recibir ayuda, así como poder coordinar y evitar algunos conflictos. Si el artículo llega a contener una cantidad considerable de referencias, por favor, retira la plantilla.



Historia

Hashirama y Madara se conocen

Hashirama y Madara se conocen.

Madara era uno de los cinco hijos de Tajima Uchiha. El chico nació y creció en la Era de Guerra entre Clanes, una época muy terrible, debido a las constantes luchas que involucraban a niños. Un día, Madara se encontró con Hashirama Senju por primera vez en un río, cuando Madara estaba intentando lanzar una piedra hasta la otra orilla del río. Rápidamente, Hashirama lanza una piedra, la cual llega hasta la otra orilla del río, lo que molestó a Madara; Hashirama le dijo que, desde ese momento, él sería su rival lanzando rocas sobre el agua, pero como Madara volvió a preguntar, ya enfadado, el otro le dice que su nombre es Hashirama, pero que no puede decirle su apellido. Los dos chicos conversan un rato, incluso Madara intenta lanzar otra roca hacia la otra orilla y como no puede, culpa a Hashirama, allí empiezan a discutir un poco, debido a que Hashirama se deprimía fácilmente y se burló un poco de Madara. Cuando éste último le pidió que se fuera, lo detiene, señalándole y mostrándole el cadáver flotando en el rió, perteneciente a un ninja del clan Hagoromo, Hashirama se apresura a revisarlo y le advierte a Madara que fuera a casa, ya que la guerra estaba cerca, él se dispone a marcharse pero antes, Madara le revela su nombre y comenta que es una regla ninja no revelar su apellido.

Madara y Hashirama encuentran el modo de llegar a la paz

Madara y Hashirama encuentran el modo de llegar a la paz.

Madara se vuelve a encontrar con Hashirama en la orilla del río, quien al verlo entristecido, le pregunta por qué se siente así, éste varias veces trata de evitar decírselo, pero no es hasta que Madara se enfada que se lo dice, Madara se sorprende al saber sobre la muerte del hermano pequeño de Hashirama. Madara se entristece y vuelve a tomar una piedra, y le explica que al ser niños, pueden morir en cualquier momento, pero hay una forma de evitar ese destino, revelando sus verdaderos sentimientos al enemigo, sin ocultar nada y convertirse en aliados, pero que eso es algo imposible, ya que no es posible ver lo que las personas sienten en verdad en su interior y lanza la piedra al río. Hashirama le pregunta si eso es en verdad imposible, la piedra llega hasta la otra orilla, Madara le comenta que no lo sabe, pero que siempre ha ido allí, con la esperanza de que haya un modo y que esa vez parece ser que había uno, mientras ambos se quedan mirando el río.

Desde ese día, los chicos siguieron viéndose para entrenar juntos, conversar y seguir compitiendo lanzando rocas pero sin revelar sus apellidos. Sin embargo, un día, su padre descubrió las visitas que hacia Madara con su amigo, quien resultaba ser del Clan Senju. Aprovechando esa oportunidad, Tajima decidió llevar acabo una emboscada para sacarle información a Hashirama y asesinarlo, por lo que también participó Izuna, el hermano de Madara, en el plan. El día que se encontraron, Hashirama y Madara se saludaron lanzando rocas, pero tanto en la roca del Senju como en el del Uchiha, había un mensaje advirtiendo al otro que era una trampa, por lo que ambos huyeron. En ese momento, los padres y hermanos de ambos salieron de su escondite para pelear.

Madara despierta su Sharingan

Madara despierta su Sharingan.

Al salir sus padres y hermanos, Izuna y Tobirama fueron a atacarse, por lo que sus hermanos les pidieron que se detuvieran pero no lo hicieron, estos, al ver que iban a ser dañados por los ataques de los adultos, tanto Hashirama como Madara intervienen lanzando rocas para desviar las armas. Después de ocurrir esto, Madara decidió terminar su amistad con Hashirama y su sueño, debido a su odio hacia los Senjus. Pronto tuvieron que retirarse, ya que el mismo Madara dijo que Hashirama era más fuerte que él en ese momento. Antes de irse, Madara despierta su Sharingan, haciendo que Izuna y su padre se impresionaran. Desde ese momento, Hashirama y Madara se volvieron en enemigos mortales, y en cada encuentro, Madara rechazaba la propuesta de su rival de una tregua.
Madara y su hermano como Líderes del Clan Uchiha

Madara y su hermano como Líderes del Clan Uchiha.

Madara creció en constante competencia con su hermano menor, Izuna Uchiha. Ambos eran reconocidos como los miembros más talentosos de su clan. Incluso para los estándares de su clan, el chakra de Madara fue especialmente fuerte. Su competencia para superarse unos a otros, los condujo a obtener el Mangekyō Sharingan, y con el, fueron capaces de tomar el control del Clan Uchiha, en el cual Madara actuaba como líder. En uno de sus enfrentamientos con Hashirama, quien se volvió líder del Clan Senju, su hermano Izuna es lastimado de gravedad por Tobirama, obligándolo a retirarse. Izuna finalmente murió, debido a dicha herida, pero antes, le regaló sus ojos a Madara, con el fin de que no perdiera su vista, obteniendo de esa manera, el Mangekyo Sharingan Eterno. Según Itachi, Madara tomó los ojos de su hermano sin su consentimiento, pero Tobi declaró que Izuna, voluntariamente, renunció a sus ojos, dándoselos a Madara por el bien de su hermano y su clan. No se sabe cuál es cierto.

Hashirama y Madara fundan Konoha

Hashirama y Madara fundan Konoha.

Al obtener este nuevo poder, se enfrentó una vez más a Hashirama, pero fue derrotado. Hashirama, aprovechando la oportunidad, le ofreció una tregua, a lo que Madara responde que la única manera de que aceptara, fuera que Hashirama terminara con su vida o con la de su hermano, Tobirama. Hashirama, al escuchar eso, estaba dispuesto a suicidarse, con el fin de llevar a cabo la alianza, sin embargo, Madara lo detuvo al ver su valor, aceptando finalmente la propuesta. Los Senjus, los Uchiha y los clanes que habían conquistado, se unieron para formar una aldea, la cual fue bautizada por Madara como Konohagakure. Cuando se le notificó a Hashirama que era necesario un líder para la aldea, el cual sería conocido como Hokage, él quería que fuera Madara, pero Tobirama no estaba de acuerdo, ya que el decía que esa decisión debía ser democrática y no unilateral, y también alegó que ningún ciudadano aceptaría a Madara como líder. Madara escuchó dicha conversación y empezó a enojarse por la falta de confianza que tenía el pueblo hacia él. Al final, Hashirama es elegido como Primer Hokage. Durante la época en que era un ninja de Konoha, Madara viajó a Iwagakure y se acerco a un joven Ōnoki, acompañado del Tsuchikage de ese momento y su tutor, , donde se les informó que, a pesar de la alianza que había hecho con Iwagakure, su pueblo iba a permanecer en el poder dominante y que, a partir de ese momento, ellos obedecían a Konoha. Más tarde, Madara luchó y los derrotó cuando los enfrentó en la batalla. Un día, Madara habló con Hashirama en el Santuario Nakano, en donde éste último le expresó su deseo de que fuera el Segundo Hokage, pero Madara dijo que era más probable que Tobirama obtuviera ese título, y cuando eso sucediera, sería el fin de los Uchiha. Madara también declaró que su intención era salir del pueblo y llevar acabo un plan para cumplir su sueño verdadero. A pesar de que Hashirama quería apoyarlo si su sueño tenía relación con el pueblo, éste le respondió que su plan no involucraba a la aldea y que nadie ni él podría seguirlo.

El hombre de madera choca contra Kurama y el Susanoo

Hashirama Senju vs Madara Uchiha.

Tras darse cuenta de que no iba a ser capaz de reemplazar a Hashirama como Hokage, Madara empezó a temer que Hashirama comenzaría a oprimir a los Uchiha y trató de conseguir apoyo para desafiar su liderazgo. En vez de ayudarlo, el Clan Uchiha le dio la espalda a Madara, creyendo que sólo desea volver a encender las llamas de la guerra. Abandonado por su clan, aproximadamente 66 años antes de la Cuarta Guerra Ninja, Madara abandonó la aldea, buscó a Kurama, al cual sometió utilizando su Sharingan. Más tarde, regresó con el fin de desafiar a Hashirama en batalla. Lucharon en el lugar que, algún día, sería llamado el Valle del Fin. Al principio, Madara y Hashirama chocaron con su Gunbai y su Zanbato, respectivamente. Al separarse, Madara obliga a Kurama a atacar, pero Hashirama lo detiene e incluso para y le devuelve su Bola Bestia con Cola. A pesar de que Madara fusionó el Susanoo con el Nueve Colas, Hashirama estaba contraatacando, frenando y/o esquivando sus ataques.

Madara equipa a Kurama con su Susanoo

Madara equipa a Kurama con su Susanoo.

El Hokage intentó convencer a Madara de dejar de pelear, pero como no quiso, Hashirama entró en Modo Sabio, y al mismo tiempo, creó una figura de madera gigante con un millar de brazos para dar fin a la pelea. Durante este choque final, Kurama fue sometido y el jutsu de Hashirama destruido, por lo que la batalla quedó definida por un choque de espadas, en donde ganó Madara. Sin embargo, resultaba que lo que había atacado era un Clon de Madera, dándole la oportunidad a Hashirama de atravesarlo con su espada, provocando que el Uchiha finalmente cayera y perdiera el conocimiento, pero antes, dijo que la aldea sería cubierta por la oscuridad. Debido a esto, se cree que Madara murió a causa de la herida y la posesión de Kurama fue tomada en última instancia por la esposa de Hashirama, Mito Uzumaki.

La muerte de Madara se difundió rápidamente y su cuerpo fue muy buscado, sabiendo lo valioso que sería el cuerpo de Madara para cualquier ninja. Sin embargo, Tobirama lo escondió en un bosque de Konoha, a varios metros de profundidad bajo tierra. A pesar de esto, Madara tenía un plan de reserva, por lo que selló su Izanagi en su Sharingan derecho, sacrificándolo para que, cuando se activara, reescribiera su realidad, evitando morir e intercambiándose con un Clon de Sombra.

Madara vomita el trozo de carne de Hashirama

Madara vomita el trozo de carne de Hashirama.

Posteriormente, Madara se refugió en la Montaña Cementerio y empezó a cultivar las células de Hashirama, mediante un trozo de carne que le arrancó al Senju durante su batalla y el cual vomitó, con esto, lo implantó en sus heridas. Aunque, señaló que en un principio no le sucedió nada, cuando estaba llegando al final de su vida natural, despertó el Rinnegan, recuperando además la visión en su ojo derecho que había perdido. También, adquirió el Elemento Madera y como tal, poseía el ADN Uchiha y Senju, cuando despertó estos ojos obtuvo la capacidad de invocar la Estatua Demoníaca del Camino Exterior, la cual se encontraba sellada en la Luna y cuyo sello, Madara rompió, además, la usó como un catalizador para cultivar las células de Hashirama, las cuales crecieron como un gran árbol, con un Clon Viviente de Hashirama que no poseía consciencia. Más tarde, trasplanta sus ojos Rinnegan en un niño de Amegakure, llamado Nagato, sin que éste lo supiera, y más tarde, sustituyó a su ojo izquierdo con un Sharingan libre.

Madara vivió muchos años, hasta aproximadamente, la finalización de la Tercera Guerra Mundial Shinobi, aunque con un cuerpo ya muy desgastado, y que para mantenerse con vida, se vio obligado a utilizar la Estatua Demoníaca del Camino Exterior como un sistema de soporte de vida, conectada al Cuerpo Artificial de Hashirama, de este modo, la Estatua, constantemente suministraba chakra a Madara, o de lo contrario moriría inmediatamente, además, durante dicha guerra, empezó la creación de Zetsus Blancos, los cuales creía, eran clones imperfectos de Hashirama, ya que podían utilizar el Elemento Madera pero a menor escala, y los cuales brotaron en el Cuerpo Artificial de Hashirama.

Encuentro de Madara y Obito

Encuentro de Madara y Obito.

Durante esta guerra, encontró al joven y prácticamente muerto, Obito Uchiha, y comenzó un aparentemente largo proceso de curación, en la que sustituyó la mitad derecha de su cuerpo por el material genético de los Zetsus Blancos, colocándole también un sello en su corazón. Madara, luego le ordena a Zetsu Blanco y un clon espiral de Zetsu la tarea de custodiar a Obito y ayudarlo con su rehabilitación, por lo que podría ser útil para él en el momento en que se despertó. Viendo que Obito tenía sentimientos por su compañera, Rin Nohara, decidió que una vez que su corazón se corrompiera, sería un peón perfecto para él, ya que podría ayudarlo a llevar a cabo sus planes, por lo que, utilizando el mismo sello que puso en Obito, controló a varios ANBU de Kirigakure para que sellaran al Tres Colas en Rin y la utilizaran para destruir a Konoha, una vez llegaran a ella.

Más tarde, instigó a una situación en la que Obito viera morir a Rin, por lo que aprovechó la batalla que tuvo Kakashi Hatake con los ANBU, que controlaba para asesinar a Rin, cosa que sucedió y que fue vista por Obito. Después de que Obito volvió a él como lo había predicho, ahora seguro que Obito era sincero con Madara, lo llevó a un mundo ilusorio y le contó sobre el Sabio de los Seis Caminos y el Diez Colas. Luego, pasó a enseñarle varios Kinjutsus Uchiha, los del Rinnegan y el Elemento Yin-Yang. Antes de parar, Madara también manifestó al Zetsu Negro, vertiendo lo que creía era su voluntad en Zetsu Blanco, con eso, Madara se desconecta de la estatua, y con su último aliento, le dijo a Obito que cumpliera su voluntad. Cuando Madara murió, años más tarde, Obito, bajo la identidad del Enmascarado Tobi, tomó posesión de su identidad, diciendo que en vez de morir, salió mal herido. Desde ahí, empezó a realizar acciones a nombre de él. Sin embargo, en algún momento, el cuerpo de Madara o parte de su material genético, sería encontrado por Kabuto Yakushi.

Segunda Parte

Cuarta Guerra Mundial Shinobi: Conteo Regresivo

Madara es revivido para chantajear a Tobi

Madara es revivido para chantajear a Tobi.

Madara es revivido para chantajear a Tobi. Como Tobi se prepara para la Cuarta Guerra Mundial Shinobi en contra de la Gran Alianza Shinobi, con el fin de capturar a los dos restantes Jinchūrikis y completar su Plan Ojo de Luna, es abordado por Kabuto, un ex asociado de Akatsuki, quien solicita que se le permita ayudar a éste en la guerra. Para forzar el consentimiento de Tobi, éste revive a varios miembros de Akatsuki muertos, seguido por Madara. Sorprendido de que Kabuto había conseguido tal información, le permite ayudarle en la guerra y cumplir con su petición de darle a Sasuke Uchiha, con la condición de que esto ocurra una vez que la guerra haya concluido.

Cuarta Guerra Mundial Shinobi: Clímax

Mu invoca a Madara en el campo de batalla

invoca a Madara en el campo de batalla.

Cuando la guerra se vuelve más problemática, Kabuto decide invocar su "Carta de Triunfo", por lo que la invoca a través de cerca de la Cuarta División, revelando ser Madara Uchiha. Al revivir, rompe el ataúd. Al salir, pensaba que fue revivido por Nagato, pero luego de la aclaración de Mu, se da cuenta que fue traído de nuevo a la vida con la Invocación: Resurrección del Mundo Impuro, reconociéndola como una técnica atroz. Después, él y Mu aparecen en frente de la División de Gaara, revelando que Tobi no era realmente Madara.

Mientras ataca a sus oponentes con su Susanoo, la resurrección de Madara, rápidamente resume la situación de su resurrección y conversa con Kabuto, a través del cuerpo de Mu, sobre las modificaciones especiales de su cuerpo por parte de Kabuto, y además, Madara sospecha que Kabuto sabe sobre su "plenitud de vida", cosa que dice que no. Después del ataque de Gaara, Madara, en el anime, empezó a atacar momentáneamente a los ninjas de la Alianza con Taijutsu y luego con Kenjutsu, para después, ser atacado por una ráfaga de Viento de parte de Temari, aunque no tuvo efecto alguno. Después, rápidamente usa su Elemento Fuego: Gran Aniquilación de Fuego, siendo contrarrestado por las fuerzas aliadas con un jutsu de Elemento Agua, debido a esto, se formó una gran cantidad de vapor. En el anime, Madara aprovechó esta oportunidad y atacó a los Shinobis de la Alianza con una lluvia de bolas de fuego, logrando acabar con muchos adversarios.

Luego, éste salta hacia el resto de la Cuarta División y empieza a atacar a los ninjas de la Alianza, nuevamente con Taijutsu, hasta que Naruto intentó atacar con su Super Gran Bola Rasengan, y gracias a la ayuda de Onoki, permitió que Naruto acertara el golpe, pero fue detenido por el Susanoo.
Tengai Shinsei Anime 2

Madara baja un asteroide al campo de batalla.

Mientras ataca a sus oponentes con su Susanoo, crea dos espadas para este, en el anime, Gaara lo intenta parar con su Arena, sin embargo, éste se suelta fácilmente y crea dos espadas de chakra extras, lanzando un poderoso Doble Corte y acabando con una cantidad considerable de adversarios, el Kazekage, luego de eso, sacó a Madara del Susanoo para que Naruto atacara con su Elemento Viento: Rasen Shuriken, que Madara absorbe con el Camino Preta del Rinnegan. Mediante el uso de este, Madara confirmó las especulaciones de Kabuto, que este primero era la evolución del Sharingan. Entonces, Madara usa su Susanoo para formar unos sellos de mano y atraer un meteorito hacia el campo de batalla.

Después de que Onoki y Gaara detienen el primer meteorito, el segundo meteoro cae encima del otro, causando una enorme colisión. Tras ello, Madara le pregunta a Kabuto cuánto sabe de él

Tengai Shinsei Anime 4

Impacto del segundo meteorito sobre el primero.

y éste le responde que sabía que, tras su derrota en el Valle del Fin a manos de Hashirama, éste no murió y que incluso consiguió algo de su fuerza. Madara asiente a esto y le pregunta si sabe de su plan, a lo que Kabuto dice que sólo un poco, pero que duda que Tobi cumpla al pie de la letra con aquel plan de Madara, tras ello, Madara trata de invocar al Nueve Colas y comprueba así que este, no fue capturado aún. Este intento de invocación, causa que el Zorro reconozca la presencia de Madara y le ofrece el resto de su chakra a Naruto, porque según él, no le gusta Madara, que prefería pertenecerle a Naruto que a éste. Mientras tanto, Kabuto señala a Naruto a Madara como Jinchūriki del Kyubi y el Ex-Líder del Clan Uchiha utiliza el Jutsu Secreto de Elemento Madera: Nacimiento de Árboles, atacando a la Cuarta División, a lo que Naruto responde usando todo el chakra prestado por el Zorro, manteniendo a raya el ataque del Elemento Madera.
Madara es atacado por la lava de Mei

Madara es atacado por la lava de Mei.

Después de que Naruto destruyó su técnica, Madara se acerca a los últimos sobrevivientes de la División y les aclama que quisiera probar un poco más sus jutsus. En ese momento, entra en discusión con el mal herido Onoki, en donde Madara dice que Onoki está más muerto que vivo y que, a pesar de haber vivido tanto, no entiende el dolor del mundo y que no hay sentido de cambiar a la humanidad, por lo que era preferible hacerlos dormir con el Tsukuyomi Infinito. Cuando Mu y Madara fueron a atacar, aparecieron A y Tsunade, haciéndolos retroceder. Tsunade le pide a Mei y a A que le den tiempo así sana a Gaara y a Onoki, por lo que la Mizukage usa su Elemento Lava: Aparición de Fusión, pero él la evade, sólo para ser golpeado sobre la lava por A y Mei lanza otro torrente de lava encima de él, obligando a Madara a activar el Susanoo, para protegerse a sí mismo.
Yasaka no Magatama Versión de Madara con múltiples disparos de Magatamas Anime

Madara ataca con su Yasaka no Magatama.

Madara se desprende de la lava y le felicita al dúo por su habilidad ofensiva. Tras ello, Madara les ataca con Yasaka no Magatama, que está bloqueado por un esfuerzo combinado de Gaara y Ōnoki. Con Ōnoki curado, éste menciona que tiene un plan y salta sobre A, y le pide ayuda a Mei, quien usa el Jutsu: Ocultación en la Niebla para disminuir y neutralizar el campo de visión del Rinnegan, tras esto, el Tsuchikage y el Raikage se lanzan al ataque, Mu (mediante el control total de Kabuto) piensa que aligerará el peso de A como la última vez, aumentando su velocidad, siendo esta una trampa, ya que, tras apartar a Mu, aumentó drásticamente el peso del puño del Raikage, con el cual, no sólo destruyó la defensa del Susanoo, sino que mandó a volar al Uchiha.
El rostro de Hashirama en el cuerpo de Madara

El rostro de Hashirama en el cuerpo de Madara.

Mientras la batalla continua, Madara es atacado por un golem, creado por Ōnoki, que destruye con el Elemento Madera: Advenimiento de un Mundo de Árboles de Flores. Con la atención de los Kages sobre las flores, les tiende una emboscada por la espalda con el Susanoo, con el que los golpea, enviándolos hacia al bosque que creó. Madara lanza un jutsu de Fuego, con la intención de carbonizar el bosque, aprovechando que los Kages cayeron al suelo por los efectos del polen. Ōnoki se las arregla para subir de nuevo y al mismo tiempo, destruye las flores de los alrededores y la técnica de Madara con su técnica de Elemento Polvo. En el ataque, se revela el rostro de Hashirama Senju en su pecho al descubierto.

A medida que Madara regenera su armadura, éste nota que Tsunade es descendiente de su mayor enemigo, por lo que le dice que será la primera en ser asesinada, y más tarde, aclara no por estrategia, sino porque es descendiente de Hashirama, diciendo que era el Ninja más Fuerte, y que ella era mucho más débil que él, mencionando que incluso lo sobrepasaba en el Ninjutsu Médico, a tal punto de no necesitar Sellos de Mano. También menciona que la matará por ser débil y que para él, no hay nada más mediocre que un débil, aún más si es un Senju débil. Además, dice que tuvo un enfrentamiento a muerte con su abuelo, por lo que derrotar a los Kages no demuestra dificultad para él, Tsunade responde diciendo que si bien no heredó ni el Elemento Madera o su fuerza, sí heredó la fuerza de su Voluntad de Fuego.

Madara es golpeado por Tsunade

Madara es golpeado por Tsunade.

Madara, al reprender a la creencia de Tsunade, diciendo que eso la llevaría a su derrota, diciendo que el poder era en realidad una cosa real, Madara escucha a su réplica de como la voluntad del difunto le permitió crear el sistema de Ninja Médico. Después de oír las cuatro reglas y sin reconocer la técnica prohibida de Tsunade, Madara usa su Susanoo para protegerse de Tsunade, teniendo en cuenta su fuerza superior. Cuando Madara estaba contraatacando, Mei repelió el ataque para que luego, A y Tsunade lo lanzaran contra el suelo. Estrellándose contra el suelo, allí admite que Tsunade no era tan débil, pero reprende a su imprudencia, ya que su muerte perjudicaría a los demás. Luego, dice que, de saber que los Kages serían tan débiles, le hubiera enseñado a Hashirama a revivir, Madara le dice a todos lo que Hashirama había dejado atrás, que era el poder que tenía, similar a como Izuna dejó sólo sus ojos y sus poderes. Después de que Tsunade responde rápidamente, Madara dice que si algo podría ser transmitido, se trataba simplemente de odio. Más tarde, es atropellado por un gran golpe de gran alcance de Tsunade, que aparentemente, le permitió ser atado y sellado, pero, de repente, una de las espadas de su Susanoo, desde el suelo, atraviesa a Tsunade desde abajo, y luego aparece Madara, diciendo que habían sellado en su lugar un clon de madera.

Madara, creyendo que ya había acabado con la Sannin, se fija en atacar a los demás Kages, sin embargo, se ve que Tsunade logra regenerarse con su técnica, rompiendo la Espada del Susanoo con su fuerza. Madara, rápidamente, responde usando su Yasaka no Magatama, impactando en el cuerpo de la Hokage, al ver que después del ataque sobrevivió, alaba a Tsunade por su técnica, diciéndole que es similar a la que utilizaba su abuelo. La Hokage le responde que tenía la intención de crear una apertura e inmediatamente, Onoki, ataca con su Elemento Polvo, pero el plan no tuvo efecto. Cuando Tsunade se burla del hecho de que Madara usó un clon, Madara decide hacer las cosas mas "divertidas", creando múltiples clones de madera, quedando cada Kage contra cinco clones de Madara. Entonces, pregunta si quieren que él use sus clones o el Susanoo.

Los Clones de Madara usando el Susanoo

Los Clones de Madara usando el Susanoo.

Más tarde, se ve a todos los Clones de Madera con el Susanoo activado, dificultando mucho más la pelea a los Kages. Mei casi es asesinada, pero Gaara la salva, debido a esto, los Susanoo a los que se enfrenta el Kazekage, le atacan a la vez, pero gracias a su arena se salva. Tsunade ataca a los Susanoo de manera confusa, recibiendo varias puñaladas, pero siempre consiguiendo regenerarse. En un momento de distracción, uno de los Clones de Madera atrapa al Raikage bajo un Genjutsu y varios Susanoo le atacan a la vez, pero Onoki le salva y le libera. Madara se da cuenta de que la experiencia del Tsuchikage puede ser peligrosa. Debido a que los Kages comenzaban a flaquear, Onoki les da un discurso que les motiva a volver a alzarse contra el Uchiha. Entonces, Madara decide acabar con el Tsuchikage y el espíritu de pelea que infunde a sus compañeros, por lo que manda a todos los Susanoo contra él. Con sus últimas reservas y la ayuda de la Hokage, Onoki usa su Elemento Polvo: Jutsu del Desprendimiento del Mundo Primitivo con forma de cubo, para acabar con todos los Clones de Madera; mientras, la Mizukage usa el Elemento Agua: Jutsu Misil Dragón de Agua, apoyado por la arena del Kazekage y el Elemento Rayo del Raikage, para así poder sellar a Madara. En ese momento, el Uchiha recuerda que sus rivales tienen el título de Kage, y, para "recompensarles" y demostrar que ni los Cinco Kages pueden derrotarle, desata la Forma Perfecta del Susanoo.

Madara destruye montañas con un simple movimiento de la Espada del Susanoo

Madara destruye montañas con un simple movimiento de la Espada del Susanoo.

Tras haber desatado su Susanoo, Madara procede a estabilizarlo, el cual desarrolla una armadura con una constitución humana y las cuchillas onduladas se convierten en katanas tradicionales, tornándose una representación de Tengu no Yamabushi. Madara, posterior ante el asombro de los Kages, demostró el poder de su Susanoo, destruyendo montañas de una simple oscilación de sus katanas, entonces señala que sólo Hashirama es capaz de vencerlo y que su Susanoo poseía el poder de una Bestia con Cola y que aplastaría con él a los Kages y sus esperanzas.

Posterior a esto, Kabuto cancela la Resurrección del Mundo Impuro. Seguido a esto, el Susanoo de Madara comienza a deshacerse hasta desaparecer allí. Mientras tanto, Madara comienza a desmoronarse y se da cuenta que sucedía algo con la Resurección Impura. Como la técnica avanzaba, intentó matar a Tsunade de nuevo, con una técnica del Elemento Fuego: Liberación de la Canción del Dragón de Fuego, justo cuando su Jutsu: Fuerza de un Centenar desapareció y cuando Madara volvió a atacarlo, Tsunade salió corriendo, salvada por el espíritu de Dan, quien le da chakra. Sin embargo, cuando la luz se desvaneció, Madara se quedó en el campo de batalla.

Cuando los Kages le preguntaron cómo era posible, Madara explicó que había roto el vínculo entre él y el invocador, y como tal, puede permanecer indefinidamente en su estado reencarnado. Menciona que todo el que ve el Susano completo muere pero, debido a que ya lo ha retirado una vez, sería vergonzoso sacarlo de nuevo y menciona que tal vez sea el momento de ir a capturar a Kurama, en ese momento, Onoki recuerda las palabras que le dijo a Naruto sobre que vencerían a Madara. Luego, Onoki bloqueó el paso de Madara.

Madara llega a la Batalla de Obito y Naruto

Madara llega a la Batalla de Obito y Naruto.

Más tarde, Madara aparece en el campo de batalla, en donde se encuentran Naruto, Killer B, Kakashi Hatake y Might Guy luchando contra Obito Uchiha. Madara aparece saliendo del humo, provocado por los ataques de Naruto y Obito, el cual le dice a éste último que parece que se está divirtiendo.

Después de ello, Naruto y los demás quedan sorprendidos por ver al ex- Líder Uchiha aquí, y le pregunta qué pasó con el resto de los Kages; Madara le contesta que ellos tal vez no se encuentren muy bien, ya que en realidad, los Kages se encontraban inconscientes, gravemente heridos y con posibilidad de muerte. A continuación, Naruto les lanza las estacas que retenían al Hachibi y Obito le devuelve el Gunbai a su dueño quien, en combinación del Susanoo, resiste el ataque. Entonces, Madara habla con Obito de el por qué ha iniciado el Plan Ojo de Luna sin absorber al Ocho y Nueve Colas, diciendo que aún así, estaba seguro que tenía un plan. Luego, pregunta por Nagato, y Obito le dice que los traicionó. Naruto ataca a Madara y éste lo detiene, usando su Regreso de los Uchiha. Madara manda a Obito a encargarse de Kakashi y Guy, mientras él se encarga de los Jinchūriki.

Regreso de los Uchiha Anime 1

Naruto ataca a Madara.

Madara continua su lucha con Naruto que, por ser el hijo del Yondaime Hokage, no sucumbirá ante sus halagos, Madara entonces, afirma que iba a ser tolerante por tratarse de un jinchuriki real, que ahora no se contendrá, y realiza el jutsu Dragón de Madera, creando un inmenso dragón con el que, según el mismo, Hashirama Senju utilizó para aprisionar a su Kyubi en el pasado. Lanza al ataque al Dragón, que tiene un choque violento con el Kyubi. El dragón de madera empieza a drenarle a Naruto el chakra de Kurama, haciendo que pierda su Modo Bestia con Cola, después, Madara hizo crecer más ramas, las cuales aprisionaron al Ocho Colas y a Guy.
Kurama choca con el Dragón de Madera de Madara

El Dragón de Madera de Madara choca con Kurama.

Luego, Madara decide eliminar los obstáculos para poner orden en el campo de batalla y seguir divirtiéndose con Naruto, por eso, libera su Susanoo, intentando apuñalar a Gyuki con su espada del Susanoo, pero Naruto lo detiene. Cuando el Uchiha creó otra espada para realizar otro ataque, fue repelido por el Tigre del Mediodía de Guy. Poco después de la resurrección del Diez Colas, la cual destruyó el Campamento de Batalla de las Llamas Uchiha de Obito, Madara se lamenta de que no pudo conseguir al Ocho Colas y al Nueve Colas, pero que está preparado para comenzar la fase final del Plan Ojo de Luna a pesar de eso.
Guy ataca a Madara con su Tigre del Mediodía

Madara recibe el Tigre del Mediodía de Guy.

Madara, luego se unió a Obito, y ambos saltaron sobre la cabeza del Diez Colas, donde cada uno se conecta a la bestia con unos tentáculos que salieron de la misma. Mientras Madara y Obito tienen una ligera idea sobre cómo controlar a la bestia, Obito quería lanzar el Tsukuyomi Infinito de una vez, pero Madara quería probar el poder de la bestia. Después de que una nube de polvo, provocada por distintos ataques, se disipara, Madara les dice que son muy tercos y se percata de que sólo el Nueve Colas está a la vista, mientras que sólo se ve un tentáculo del Ocho Colas. Luego, ambos Uchiha, por centrar su atención en controlar a la bestia, son emboscados por el Ocho Colas, quien apareció sobre la cabeza del Diez Colas, con una Bola Bestia con Cola lista para lanzar, gracias al Kamui de Kakashi. Cuando el Ocho Colas lanza la esfera, los Uchiha hacen que el Diez Colas regrese dicha esfera, utilizando simplemente su dedo, provocando que esta le explotara a Gyūki, luego de eso, Madara se percata de que Kakashi y Naruto se encuentran sobre ellos, Madara dice que sólo son simples moscas y hace que una de las colas del Diez Colas los ataquen, golpeando a Naruto, solo para darse cuenta de que era solo un Clon, algo que aparentemente sorprendió a Madara.

Después de descartar el nombre de "Jutsu de la Alianza Shinobi", Madara le dice a Naruto que, discutir ese asunto era inútil, y Madara señaló que simplemente deben de ponerle fin a la batalla.
Gyūki ataca al Diez Colas, con una Bijudama

Madara, Obito y el Diez Colas son emboscados por el Ocho Colas.

Cuando la estrategia de batalla de la Alianza fue lanzada, ambos Uchiha son atacados por el Elemento Tormenta: Circo de Láser, aunque Madara estaba listo para desviar el ataque, pronto se dio cuenta de que el ataque no se dirigía a ellos, sino al ojo del Diez Colas. Con el campo de batalla envuelto en polvo y sus habilidades sensoriales estropeadas, Madara, más tarde, se puso de brazos cruzados y quedó perplejo sobre como la Alianza había atacado y detenido momentáneamente al Diez Colas, además de que estaba maravillado por el hecho de que eran capaces de colaborar muy bien. Aún cuando los miembros de la Alianza se abalanzaron sobre ellos, Madara se burló de su esfuerzo y notó que el Diez Colas estaba a punto de llegar a una etapa de transformación más madura.

Mientras Naruto y los ninjas de la Alianza que estaban con él, se lanzan cada uno con distintos ataques, Madara se da cuenta que él y Obito están en la mira, mientras que, decide dejar su propia estrategia y dirigirse completamente a controlar al Diez Colas, haciendo que este se libere, ya en una forma más madura. Luego, le dice a Obito que utilice las células de Hashirama para reforzar la conexión que tienen sobre la bestia al obtener su consentimiento para intimidar a sus enemigos con su poder, por lo que los Uchiha hacen que la bestia comience a lanzar una Bola Bestia con Cola a larga distancia, que destruye una aldea lejana. Con el tiempo, y justificándolo como una de las bases de guerra del enemigo, Madara hace que el Diez Colas cree otra Bola Bestia con Cola y apunta hacia el cuartel general de la Alianza Shinobi, con Shikaku Nara y todos los que se encontraban en el cuartel general, acabando con sus vidas. Lamentando que no pudo controlar al Diez Colas lo bastante bien, y por eso, él no puedo eliminar el cuartel general antes de que Shikaku les dijera el plan sobre cómo detener a la bestia, además Madara añade que su control sobre la bestia, será buena hasta que esta llegue a su siguiente transformación. En respuesta a la observación de Obito, Madara le dice que para que él pueda convertirse en el Jinchūriki del Diez Colas, necesita tener un cuerpo vivo y no un cadáver del Edo Tensei.

Madara y Obito decidiendo sus próximas acciones

Madara y Obito decidiendo sus próximas acciones.

Obito le dice a Madara, que lo que dijo es irrelevante, ya que con su cuerpo del Edo Tensei, pudo haberse dirigido hacia la Alianza y usarse a sí mismo como una bomba suicida y que no lo hace por que él también se vería afectado por eso, además Obito le dice que también por lo que no lo hace, es porque lo necesita para poder revivirlo, y que en otras palabras esta a su merced, Madara le responde a todo eso, hablando sobre la actitud que tiene ahora. Al enterarse de que Obito nunca había pensado en él como un aliado, le pregunta cuál será su siguiente acción y escucha que dice que les enseñara lo que es la desesperación. Teniendo en cuenta como Obito se había vuelvo como él, Madara le pregunta a Obito si estaba esperando la respuesta de Naruto, después de reprender al joven por permitir a sus compañeros morir. Madara, luego le advirtió a Obito que no haga un ataque desesperado con el Diez Colas, ya que este último, podría recibir daño; Obito rechaza estas palabras, diciendo que el Diez Colas tiene la piel dura.

Después de que Naruto activara su Modo Control de Chakra, éste empieza a prestarle el Chakra de Kurama a sus compañeros de la Alianza. Madara se sorprendió, reconociendo sus intenciones, además de reconocer que Hinata consiguió dar un poderoso ataque, gracias al poder que Naruto le dio. Mientras la batalla continua, Madara se lamenta sobre lo predecible que son los movimientos de la Alianza, al ver que Ino tomó otra vez el control sobre Obito y además fue capaz de predecir que Shikamaru utilizara su Jutsu: Posesión de Sombra, junto con otros miembros del Clan Nara, logrando así, conectar sus sombras con la del Diez Colas.

Obito y Madara son atacados por Naruto y Lee

Madara y Obito son atacados por Naruto y Lee.

Después de que Madara se diera cuenta de que Obito estaba teniendo problemas para liberar al Diez Colas del Jutsu: Posesión de Sombra, éste decide dar más poder. Sin embargo, los esfuerzos combinados de la Alianza frustró su contraataque. Después de que Obito, incitado por todo el odio que el Clan Hyūga tiene en sus dos ramas de la familia, pronto, ambos se dan cuenta de que todos los Shinobis de la Gran Alianza Shinobi han aumentado su poder, ya que Naruto les dio a todos el Chakra de Kurama. Al mismo tiempo, los ninjas atacan al Diez Colas, sorprendiendo a los Uchiha. Más tarde, las conexiones que Madara y Obito tenían sobre el Diez Colas se rompieron, después de que Madara fuera atacado por una patada de Rock Lee, la cual destrozó su cuerpo y que Obito fuera atacado por un Rasen Shuriken de Naruto. Mientras su cuerpo se estaba reconstruyendo, Madara se vio obligado a abandonar la cabeza de la bestia, para poco después, caer al suelo.

Madara Uchiha, Obito y el Diez Colas atacan a la Alianza

Madara, Obito y el Diez Colas atacan a la Alianza.

Luego de haber caído al suelo, Madara utiliza el Elemento Fuego: Gran Aniquilación de Fuego en combinación con el Elemento Fuego: Danza Salvaje de Vientos Explosivos de Obito y un ataque del Diez Colas contra los ninjas de la Alianza, pero sin embargo, la capa de Chakra de Kurama sirvió como protección. Luego, Madara utiliza el Rinnegan y al mismo tiempo, invoca al Susanoo, creando algunas Yasaka no Magatama, mientras que Obito, utilizó su Mangekyō Sharingan y también el Kamui, absorbiendo unos kunai, liberándolos en una ráfaga, en conjunto con las magatamas, siendo en vano, debido a que los ninjas de la Alianza lo repelieron, gracias a su manto de Chakra.
Madara se protege del Desastre Natural

Madara se protege del Desastre Natural.

Madara, pronto se percata de un extraño Chakra, diciendo que tenía razón, descubriendo que dicho Chakra le pertenece a su antiguo rival Hashirama, algo que lo emocionó, al mismo tiempo que colocó una cara con una expresión de maldad. Luego de eso, cuando el Diez Colas termina de acumular Chakra y empieza a rugir creando un Desastre Natural, Madara dice que la verdadera diversión esta a punto de empezar, por lo que activa su Susanoo para protegerse. Luego, cuando el Desastre Natural comienza, una gran cantidad de rayos y tornados empiezan a caer, provocando una gran explosión, de la cual Madara se protegió, utilizando el Susanoo. Madara dice que está seguro de que eso fue suficiente para limpiar el lugar, sin embargo, se da cuenta de que los shinobis de la Alianza se protegieron, gracias a la capa de Chakra de Kurama. Luego, al ver que dicha capa desaparecía de los ninjas, Madara les dice que eso es lo máximo que ellos pueden hacer. Pero, rápidamente ve que varios ninjas se colocan frente a Naruto para protegerlo.

Luego, cuando el Diez Colas empieza a transformarse nuevamente, y se prepara para lanzar una Bola Bestia con Cola, Madara dice que la bestia no se puede seguir conteniendo, y que lo más probable es que sintió al Nueve Colas dentro de Naruto y que por eso está impaciente, además, añade que es molesto dejar de hacer lo que estaba haciendo, justo cuando estaba a punto de divertirse. Luego, Madara se emociona al ver que Hashirama ha llegado al campo de batalla, ya que lo estaba esperando, pero éste pasa de él y decide encargarse primero del Diez Colas, a lo que Madara, sonriente, contesta que nunca cambiará y que jamás podrá llevarse bien con él. Después, cuando Hashirama crea Clones de Madera y uno de estos se dirige hacía donde se encontraba Madara, éste se disculpa por hacerlo esperar, Madara al verlo, le dice que no y que un clon es muy aburrido, que esperará a que llegue el Hashirama real, por lo que se sienta en el suelo para esto.

Madara empala al Clon de Hashirama

Madara empala al Clon de Hashirama.

Mientras esperaba al Hashirama real, Madara activó su Susanoo y con la Espada del Susanoo, empaló al Clon de Hashirama que se encontraba frente a él, diciendo que está concentrando demasiado poder en su cuerpo real y que sus Clones no son divertidos para jugar, el Clon de Madera, mientras se deshacía le estaba por decir algo a Madara, sin embargo, éste lo terminó de cortar en dos. Luego de eso, Madara se percata de que Obito regresó de la Dimensión del Kamui, diciéndose a sí mismo que no lo necesita más y que quería luchar contra Hashirama antes de convertirse en Jinchūriki, pero que no se puede hacer nada, por lo que realiza un sello de mano, el cual hizo que la mitad del cuerpo de Obito empezara a volverse negro y de éste, empezaran a crecer unas barras negras, diciendo ahora que es hora de revivirse con el Rinne Tensei, por lo que obliga a Obito a activar dicho jutsu.

Mientras Obito activaba su jutsu, Madara decía que él solo era un repuesto que preparó para ser resucitado, empezando a recordar cuando lo rescató y le salvó la vida en la Montaña Cementerio, diciendo que le pague por eso, además de que empezó a controlar al Diez Colas con su Chakra. Mientras el Rinne Tensei empezaba a hacer efecto, Madara empezaba a brillar. Luego, Madara observa cuando Hashirama crea clones de Clones de Madera, los cuales se dirigían hacía él, diciéndoles que si se estaban preparando para atacarlo en el caso de que lleguen a Obito primero, diciendo que deberían saber que no lo pueden parar con clones, al mismo tiempo que su resurrección estaba casi completa. Al solo faltar segundos para revivir completamente, Obito fue detenido por Minato, cancelando el Rinne Tensei. Luego de eso, los Clones de Madera se colocan frente a Madara, preguntado cuál es, Madara le responde que eso fue un fallo, pero bien.

Nacimiento del Jinchūriki del Diez Colas

Otra vez enfrentados Hashirama vs Madara

Otra vez enfrentados: Hashirama vs Madara.

Seguido a esto, los clones desaparecen, dejando pensativo al Uchiha. Madara, luego de ver que Obito se ha transformado en el Jinchuriki del Diez Colas y ha desarrollado nuevos poderes, se muestra calmado. Admite que es divertido ver a los Hokages retirándose, pero que ya no puede seguir esperando. Por lo tanto, comenta que Obito, se ha convertido en un ser parecido al Sabio de los Seis Caminos y que se le adelantó, antes que él pudiera usar su "carta triunfal". Cuando Hashirama decide entrar a enfrentar a Obito, luego de que Tobirama e Hiruzen fueran vencidos temporalmente, Madara interfiere en su camino, colocándose frente al Senju, diciendo que ya no va a esperar más.

El Susanoo de Madara vs el Hombre de Madera de Hashirama

Hashirama, junto con su hombre de madera, luchan contra el Susanoo de Madara.

Durante su pelea, Madara activa su Susanoo y ataca a Hashirama con la Espada del Susanoo, que el Primer Hokage detiene con suma facilidad, con una cabeza de su Dragón de Madera, la cual provenía de un hombre gigante de madera, el cual el Senju creó para enfrentarse al Susanoo de su rival. Hashirama le reclama que no se meta en su camino, a lo que éste responde que, debido a las circunstancias, es lo único que puede hacer y que tiene pensado retenerlo un poco más de tiempo. Más tarde, cuando Obito creó un árbol gigante con cuatro flores de Rafflesiaceae, y éste empieza a crear cuatro Bolas Bestia con Cola, Hashirama le dice a Madara que si puede esperar un poco, ya que su compañero está a punto de hacer algo, Madara le responde que ambos son cadáveres revividos por el Edo Tensei, por lo que no se tienen que preocupar por nada, diciendo que simplemente trate de pasar a través de él. Mientras aún seguía enfrentando a Hashirama, tanto éste último como Madara, se quedaron observando como las Bolas Bestia con Cola, creadas por Obito, fueron lanzadas y como los Shinobis de la Alianza recuperaron su Capa de Chakra de Kurama.

Después, cuando Obito empezó a transformarse por completo en el Diez Colas, Madara lo observa sorprendido, preguntándose si ya va a iniciar con el Tsukuyomi Infinito. Al terminar de liberar al Diez Colas, éste empieza a transformarse en un árbol gigante, conocido como el Dios Árbol, el cual, con sus raíces, empezó a capturar a los ninjas de la Alianza y absorber su Chakra. Algunas de estas raíces, intentaron tomar a Hashirama y a Madara, aunque estos las esquivaron fácilmente.

Madara cuenta la historia inscrita en el monumento de piedra del Santuario Nakano

Madara cuenta la historia inscrita en el monumento de piedra del Santuario Nakano.

Cuando Hashirama pregunta qué era eso, Madara le responde que el Chakra, originalmente le pertenecía al Dios Árbol, incluyendo el de él, diciendo que en un principio, los seres humanos tomaron el Chakra del Dios Árbol y que sólo intenta recuperarlo. En ese momento, el Chakra del Susanoo, que cubría a Madara, es tomado por una de las raíces del árbol. Luego de eso, Madara empieza a contarle la historia de Kaguya Ōtsutsuki y la de su hijo, Hagoromo Ōtsutsuki, quien sería conocido como el Sabio de los Seis Caminos, y también la historia de cómo surgió el Diez Colas. Al terminar de contar su historia, Hashirama le pregunta cómo es que sabe eso, a lo que el Uchiha le responde que estaba escrito en el monumento de los Uchiha en el Santuario Nakano.

Hashirama le vuelve a preguntar que fue lo qué pasó con la persona que comió la fruta para parar la guerra, Madara afirma y le dice que no cambió nada, y, que en cambio, las luchas se volvieron más horribles, añadiendo que, después de descubrirlo, sintió que no tenía esperanzas y que no hay nada real en el mundo. Madara dice que, después de poner las manos sobre la fruta, las personas fueron maldecidas y fueron destinadas a odiarse mutuamente, diciendo que si no cree que los ninjas son el símbolo perfecto de la necedad, diciendo que en el caso en el que están, la única forma es confiar en los poderes del Dios Árbol y realizar el Genjutsu, siendo su frase, completada por Hashirama. Luego de eso, Hashirama le pregunta si este es el sueño del futuro del que hablaba, a lo que Madara le responde que sí, rompiendo una raíz del árbol, en ese mismo momento, utilizando su Gunbai. Madara le dice, que es un poco distinto, ya que cuando el brote de la flor florezca, proyectará su ojo en la Luna, dando inicio al Tsukuyomi Infinito y el que hará eso será él mismo.

Madara ataca a Hashirama con un receptor

Madara ataca a Hashirama con un receptor.

De un momento a otro, ambos rivales chocaron armas, y el Senju preguntó cuándo se abriría la flor, Madara le responde que los Jinchūrikis del Hachibi y del Kyubi aún están con vida, preguntando si lo entiende. En ese momento, el brote de la flor empezó a abrirse un poco, Madara lo señala, diciendo que, mientras un poco de su Chakra esté dentro, no debería ser un problema y que podrá florecer y que el único problema es el tiempo, ya que a partir de ese momento, serán unos quince minutos y que, en ese tiempo, parará a Obito y se intercambiará con él, usando el poder del Modo Sabio de Hashirama. En ese momento, Madara saca de su mano un Receptor Negro. Luego de hacer eso, Madara, rápidamente, ataca a Hashirama con ella, pero el Senju la logró esquivar. Sin embargo, en algún momento después, logró clavarle varios receptores en la espalda.

Más tarde, después de que Naruto, con ayuda de Sasuke Uchiha, lograran derrotar a Obito y que de él extrajeran a las Bestias con Cola, Madara se encontraba atrapado por un dragón de madera, el cual le absorbía su chakra, para que no pudiera utilizar el jutsu con el que puede absorber el Chakra de otros jutsus, diciendo que es incapaz de moverse o utilizar cualquier otro Ninjutsu para absorber. En ese momento, Madara observaba, sin ningún tipo de preocupación, como Naruto le lanzaba el Elemento Viento: Gran Bola Rasen Shuriken, el cual, al golpearlo, produjo un gran tifón de viento. Posteriormente, fue inmovilizado por Hashirama, utilizando tres puertas torii, sin embargo, Madara se encontraba feliz, volteando a ver a sus enemigos. Luego de eso, cuando Obito estaba a punto de usar el [Camino Exterior — Jutsu de la Vida Celestial de Saṃsāra|Rinne Tensei]], el Zetsu Negro aparece sorpresivamente del suelo para ayudar a Madara, en donde éste último, dijo que van a cambiar.

Madara es revivido por Obito

Madara es revivido por Obito.

Segundos después, Naruto estaba junto con Sai, quien utilizó su Jutsu de Sellado: Lanzamiento de Depredadores Acechantes para intentar sellar al Uchiha, quien antes de ser atacado por el jutsu, le dijo a Naruto que le tenía que agradecer, ya que al extraer a todas las Bestias con Cola de Obito, lo ayudó, debilitándose, mientras el Zetsu Negro se unió por completo a Obito, Madara utilizó y obligó a Obito a usar el Camino Exterior — Jutsu de la Vida Celestial de Saṃsāra, por lo que Madara, empezó a revivir y el Zetsu Negro empezó a desprenderse de Obito. Mientras tanto, en el lugar donde se encontraba Madara, sucede una explosión, en donde él dijo que ya podía luchar con normalidad, diciendo mientras terminaba de revivir, que por fin puede sentir la sensación de un cuerpo real y que puede sentir su sangre y piel mientras lucha.

Al terminar su resurrección, Madara queda ciego, puesto que sus ojos los tenían Obito y Nagato, respectivamente. Repentinamente, Madara es atacado por un Amaterasu, lanzado por Sasuke, quien le dice que no sea engreído, pero Madara le responde que para él solo es grava. Posteriormente, Madara se libra del Amaterasu, deshaciéndose de su armadura. Luego de eso, empieza a decir que cuando dos fuerzas opuestas empiezan a trabajar juntas, pueden formar todas las cosas del universo, preguntándole a Hashirama si recuerda lo que le dijo en el monumento de piedra del Santuario Nakano, diciendo que cuando dos fuerzas opuestas cooperan, se puede encontrar la verdadera felicidad, pero que también tiene otra interpretación, la cual es, que una persona que ha obtenido los poderes Uchiha y Senju encontrará la verdadera felicidad. Hashirama le dice que planeó muchas cosas después de abandonar Konohagakure, éste lo niega y dice que es algo que un socio de uno de sus hombres hizo, diciendo que, aparentemente, otra gente tuvo la misma idea; mientras decía eso, Madara se mordió la muñeca, provocando que empezara a sangrar, mientras decía que volver a la vida ya lo tenía planeado.

Madara retiene a Sasuke con su Espada Kusanagi

Madara retiene a Sasuke con su Espada Kusanagi.

Después de eso, Madara realiza un sello de mano que hizo que, los receptores clavados en Hashirama, le impidieran moverse, por lo que Madara, empieza a avanzar con una gran velocidad, golpeando a Naruto y a Sai en el camino, llegando hasta Hashirama, donde lo tomó por el cuello y empezó a absorber su Chakra Senjutsu, algo que provocó que el rostro de Hashirama en su pecho, entrara en Modo Sabio. Al sentir el Chakra Senjutsu, éste dice que será muy fácil controlarlo, en ese momento, es atacado por Sasuke, utilizando su Espada Kusanagi, algo que hace que el recién revivido, soltara al Hokage. Sasuke intenta cortar a Madara, sin embargo, éste último, esquiva todos sus ataques con suma facilidad. A pesar de esto, cuando Sasuke lanza un ataque de frente con su Espada Kusanagi, Madara lo recibe, dejándose atravesar un brazo, sosteniendo así, la hoja de la espada, para que su atacante no se moviera.

Al hacer esto, Madara le dijo que podía sentir su Mangekyō Sharingan Eterno, y que mientras viene su Rinnegan, podía utilizar sus ojos. Sin embargo, Madara le dice que es una lástima matarlo, preguntándole si le gustaría unirse a él, ya que ambos son los últimos Uchiha, Sasuke niega su oferta, diciendo que no se equivoque, ya que él está muerto.

Madara dispuesto a capturar a las Bestias con Cola

Madara dispuesto a capturar a las Bestias con Cola.

Luego de hablar un poco con el joven Uchiha, Madara es atacado por Naruto y Sai, sin embargo, Madara expulsa de su boca una niebla muy caliente, que alejó a sus atacantes y le dio tiempo para moverse, liberándose de la Espada Kusanagi, procediendo a atacar a varios Shinobis de la Alianza, absorbiendo el Chakra de Kurama de uno de ellos al cual pisaba, algo que aparentemente, curó la herida en su brazo. En ese mismo lugar, estando frente a las Bestias con Cola, Madara declaró que ahora irá por ellas. Después, cuando Madara empieza su ofensiva, es golpeado y atravesado por una gran cantidad de balas de arena impulsadas por aire, creadas por Gaara y Shukaku. Sin embargo, Madara no sucumbió, diciendo que era un bonito jutsu, pero que carecía del golpe final, por lo que empezó a moverse nuevamente, pero ésta vez, es detenido por Gaara, quien lo controla, gracias a algunos trozos de arena que entraron en la sangre de Madara, cosa de la que se percata éste último. Mientras aún se encontraba inmóvil, es golpeado por una pata de Matatabi, repelido y golpeado por el caparazón de Isobu, para luego sufrir una patada de Son Gokū, seguido de una Cornada de Kokuō y un golpe del cuerno de Chōmei, para finalmente caer y quedar atrapado en una sustancia pegajosa, creada por Saiken.
Naruto y Kurama aplastan a Madara

Madara es aplastado por Naruto y Kurama.

Estando allí, Shukaku y Gaara intentan sellarlo, utilizando el Funeral de la Cascada Imperial de las Capas de Arena: Sello, usando como medio el cuerpo de Shukaku; al estar casi sellado, Madara logra liberarse, utilizando de alguna forma, el Susanoo y su respectiva espada. Al estar fuera, éste se aleja, diciendo que les pondrá una correa y que no dejará que ninguno escape. Luego de decir eso, es aplastado por Naruto, transformado en Kurama, utilizando una de sus colas, para que, seguidamente, el resto de las ocho Bestias con Cola hicieran lo mismo, logrando destrozar el Susanoo y volarle el brazo derecho a Madara en el proceso, sin embargo, el Uchiha logró salir con vida, pero estando muy malherido.

Madara recupera su ojo derecho

Madara recupera su ojo derecho.

Repentinamente, del suelo aparece un Zetsu Blanco, el cual se disculpa por llegar tarde, Madara al escucharlo, le pregunta si lo obtuvo, cosa que el Zetsu afirma, Madara rápidamente utiliza su mano izquierda y corta el brazo derecho del Zetsu Blanco, colocándoselo, donde se encontraba su antiguo brazo, al mismo tiempo que colocaba su nueva mano en su ojo, implantándose su Rinnegan derecho, mientras hacía esto, Madara declaró que con él, las cosas serían más divertidas. Al recuperar su visión, Madara se da cuenta de que está sangrando, por lo que lame un poco de su sangre y se dice así mismo que su sabor y el dolor es su cuerpo, por lo que repentinamente, se empieza a reír, gritando que ya puede sentir la pelea. Luego de eso, nuevamente se pone serio y se enfoca en las Bestias con Cola, colocando un poco de su sangre en su mano, realizando el Jutsu de Invocación, invocando a la Estatua Demoníaca del Camino Exterior del cuerpo de Obito, liberándola, cuando ésta terminó de aparecer en el campo de batalla, es absorbida por el Kamui de Kakashi, sin embargo, ésta reaparece en el lugar donde se encontraba Madara, pero con el inconveniente de que el Kamui le había arrancado el brazo derecho, cosa de la que Madara se percata, alagando que la Alianza tiene un Shinobi con un buen ojo.

Sin embargo, Madara dice que no es problema y que ahora que ya la estatua está lista, solo tiene que llevar a las bestias a su interior, en ese momento, le dice al Zetsu Blanco, que estaba a su lado, que llevará un poco más de tiempo recuperar su ojo izquierdo, cosa que afirma, diciendo que también necesitan algo más de tiempo, Madara le responde, diciendo que no lo ponga al nivel de alguien, a quien le tomo años recuperar a sus mascotas, al mismo tiempo que sus heridas se curaban, gracias al poder de Hashirama.

Madara prepara a Gedo para capturar a las Bestias

Madara prepara a Gedo para capturar a las Bestias.

El Zetsu Blanco le dice que está goteando sangre, Madara le responde que, al saber que posee el poder de curación de Hashirama, tiende a perder la gracia cuando pelea, diciendo que será más cuidadoso y que si usa todo el poder de su Rinnegan, su estilo de pelea se volverá más refinado, en ese momento, Madara salta a la cabeza del Gedo Mazo, le dice al Zetsu Blanco que observe con atención unos segundos. Al llegar a la cabeza del Mazo, Madara utiliza el Limbo: Cárcel Fronteriza, golpeando con él a las nueve Bestias con Cola, reteniendolas en el piso, para, segundos después, realizar un sello de mano, el cual hace que la estatua libere Cadenas de Chakra, las cuales se enlazan en el cuello de las nueve bestias, como si de una correa se tratase. Mientras hacía esto, Madara declaró que, primero que nada, extraerá a Kurama y a Gyūki de sus respectivos Jinchūrikis.

Al ver esto, Naruto intenta deshacer su transformación total en Kurama, Madara lo ve y le dice que es inútil, ya que ahora que los ha tomado, no los dejará ir. Luego de eso, el Zetsu Blanco le dice que deberían sellar a los otros Bijus, empezando por el Shukaku, y que lo que intenta hacer, es extraer al Hachibi y al Kyubi, las últimas bestias, por lo que le pregunta por qué no sella a las otras siete mientras esto se hace, Madara afirma esto, diciendo que necesita más tiempo y que primero empezará con Shukaku y los demás. Mientras empezaba a jalar a Shukaku, Gaara se interpone, creando manos de arena gigantes para detener la Cadena de Chakra, al ver esto, Madara activa su Susanoo y lanza una Espada del Susanoo, con la intención de asesinar a Gaara, sin embargo, Shukaku la detiene. Repentinamente, la espada se mueve y rompe la Cadena de Chakra, pero luego ésta se vuelve a conectar, luego la espada da la vuelta y golpea a Gaara. Posteriormente, Madara logra extraer a Kurama de Naruto.

Luego de haber logrado extraer a Kurama y haber absorbido a las nueve Bestias con Cola, Madara declara que es todo lo que puede hacer con su nivel, en ese momento, el Zetsu Blanco, le dice que eso fue más que algunos segundos, pero que aún así, fue más rápido que Obito, Madara le responde que si le gusta escucharse hablar, diciendo que no es más que sólo un desecho de un experimento fallido, que siempre ha tenido la costumbre de hablar mucho frente a su amo, éste le responde que el Zetsu Negro fue apodado Lengua Perversa, y el Zetsu Blanco, Parlanchín, preguntando qué es lo que esperaba. Madara guarda silencio y le pregunta qué es lo que sucede "allí", el Zetsu le responde que todo está bajo control, y que el "interior" va muy bien, luego de esa conversación, el Zetsu se mueve hacía eso.

Madara es atacado por Tobirama

Madara es atacado por Tobirama.

Repentinamente, es atacado por Tobirama, quien utilizó la Decapitación del Dios Trueno, usando un Kunai, sin embargo, el Uchiha se percata, logrando esquivarlo y haciendo que el Senju soltara el Kunai, para, posteriormente, sacar una barra negra de su mano. Al hacer esto, Madara se preparaba para clavar la barra, pero Tobirama logra esquivarla, utilizando su velocidad, apareciendo arriba de Madara. Sin embargo, Tobirama es superado y clavado en el suelo por las barras negras del Uchiha. Estando allí, éste último, le dice que siempre hacía la misma maniobra y que siempre fue así, tomando ventaja del tiempo que tome, para enfrentarse a otros, Tobirama le dice que el sentimiento es mutuo, pero Madara le declara que el cielo, ahora está a su favor. Además, dice que Tobirama fue aclamado como el Shinobi más rápido de su tiempo, diciendo que vea su estado actual, y que hay una razón por la que no pueden sacar todo su poder, diciendo que actualmente, existe un abismo entre sus habilidades, además de que está nutriendo un nuevo ojo, pero que no sabe si seguirá con él.

Seguidamente, rompe una de sus barras negras y la clava en la cabeza de Tobirama, declarando que ha esperado mucho tiempo por ese momento, ya que fue él quien mató a Izuna; Tobirama le dice que ahora, sólo es un cadáver, no importa lo que le haga, así mismo, le pregunta que es lo que quiere para recurrir a la resurrección, ya que su tiempo, debió haber terminado hace mucho, Madara le responde que triunfará en lo que falló Hashirama en crear un país, pero que el mundo le pertenece a su predecesor.

Madara atraviesa a Sasuke con su Chokutō

Madara atraviesa a Sasuke con su Espada Kusanagi.

Cuando el Zetsu Blanco dice que se adelantara, ya que los que están al borde de la muerte necesitan tratamiento, Tobirama pregunta si el Tsukuyomi Infinito es ese tratamiento, cosa que Madara afirma, diciendo que el país de Hashirama fue una contradicción, ya que el hombre busca la paz pero anhela la guerra. Sigue hablando un poco más con Tobirama, recordando cuando fue derrotado en el Valle del Fin. Posteriormente, es atacado por Tobirama, quien lanza algunos Senbon desde su boca, pero Madara los bloquea fácilmente, creando una parte de su Susanoo, allí, este se percata de que Sasuke se encontraba sobre él y lo detiene, utilizando el Rinnegan, para luego tomar la Espada Kusanagi del joven Uchiha, que se había clavado en el piso, apuñalando a éste último con la misma.

Luego de eso, Madara saca la espada del joven Uchiha, y aparentemente, desinvoca a Gedo Mazo. Al caer al suelo, junto con Sasuke, Madara le dice que, al tener esos ojos, ha perdido muchas cosas, pero que también ha estado buscando algo, pero que eso terminará, que se perderá así mismo y que ese es el verdadero final. Segundos después, Madara observaba como el joven Uchiha se levantaba y trataba de mantenerse de esa forma, al verlo caer, Madara clava la Espada Kusanagi en el suelo y se da la vuelta para empezar a alejarse.

Madara invoca al Diez Colas para sellarlo en sí mismo

Madara invoca al Diez Colas para sellarlo en sí mismo.

Posteriormente, Madara realiza el Jutsu de Invocación, trayendo de regreso a la Estatua, sin embargo, ésta ya había terminado su transformación y volvió a convertirse en el Diez Colas, por lo cual Madara, procedió a sellarlo dentro de sí mismo, convirtiéndose en su Jinchūriki, provocando grandes cambios en su cuerpo: su cabello se volvió blanco, le surgieron cuernos en la frente, además de que sus piernas y brazos se volvieron negros, llevando una túnica de Chakra, además de portar un Shakujō. Al terminar su transformación, éste dice que ahora sólo echa de menos su ojo izquierdo, por lo que éste, salta para dirigirse a recuperar su ojo.

Mientras se encontraba en el aire, Madara dice que se sentía un poco pesado y que su pecho se siente bloqueado, por lo que regurgita y escupe de su boca a la Benihisago y Kohaku no Jōhei, las cuales Obito, utilizó para reemplazar al Hachibi y al Kyubi. Madara, al ver estas vasijas, se dio cuenta de que eran parte de las Armas Atesoradas del Sabio de los Seis Caminos, diciendo que no importaban. Posteriormente, Madara llega al lugar donde se encontraba el Zetsu Negro, diciéndole que llegó tarde y que por eso, él tuvo que moverse hasta allí. Luego de eso, le pregunta al mismo por cuánto tiempo más va a estar unido a Obito, el Zetsu Negro se disculpa, pero le dice que el menos pudo robar la otra mitad del Nueve Colas, cosa a la que Madara le dice que se lo traiga, al igual que su Rinnegan izquierdo. Posteriormente, el Zetsu Negro se desprende de Obito, junto con su ojo, sin embargo, éste es obligado a regresar por Obito, dejando pensativo a Madara, el primero le pregunta qué es para él, Madara se ríe y le responde que él no es más que Madara, diciendo que Madara, es aquel que rechaza al mundo, y que todos los que siguen sus ideales y participan en el Tsukuyomi Infinito son Madara.

Obito le responde que ese fue el camino que él tomó, Madara le responde que todo el tiempo, antes de que reviviera, se lo dejó todo e incluso lo dejó ir antes que a él, ya que ese es el camino que le mostró, y que debe vivir como Madara para obtener esa meta como el salvador del mundo. Segundos después, observan a un inconsciente Naruto y dice que el Chakra esparcido por el Sabio, estaba hecho originalmente para "unir", ya que fue hecho para unir la energía espiritual de las personas, ya que éstas se entenderían las unas a las otras, sin decir una sola palabra, diciendo que el Sabio de los Seis Caminos les enseñó Ninshū e intentó guiarlas, pero que, sin embargo, las personas no usaron el Chakra para conectarse con los demás, si no para unir su energía física y espiritual, amplificandolo y convirtiéndolo en un arma en forma de Ninjutsu, terminando su explicación diciendo que, irónicamente, todo regresó a la época en la que Kaguya utilizó el Chakra como arma.

Luego de eso, empieza a hacer una explicación sobre como el Sabio fomentó la inconsciencia de las personas con el Chakra, mientras recordaba a la vez, viejos enfrentamientos, diciendo que él creará un mundo nuevo superior, utilizando el Tsukuyomi y él, como tiene el Chakra más fuerte, lo logrará, diciéndole que ya no es más Obito, diciendo algunos sucesos que ocurrieron en el pasado de éste,
Madara es atacado por Minato

Madara es atacado por Minato.

gritándole que ese era el infierno, diciéndole que viniera y que aún es el salvador del mundo, al igual que en el pasado, cuando Obito aún era un chico, cosa que éste empieza a hacer. Sin embargo, Gaara crea una pared de arena entre ellos, para después ser atacado por Minato Namikaze, quien entró en Modo Sabio y lo atacó con un Rasengan, cosa a la que Madara, fácilmente, le corta su brazo izquierdo con su Shakujō, pateando al mismo, golpeando a Kakashi, quien utilizaba el Kamui en Obito, para luego patear a Minato, y golpeando a Gaara, deshaciendo la pared de arena. Luego de eso, Obito se le acerca, le extiende su mano y la mete en el pecho de Madara, utilizando aparentemente, el Kamui, dejando paralizado a Madara, mientras le decía unas palabras sobre Naruto.

Madara luego de oír eso, le dice que para hacerlo válido lo convertirá en un cadáver, sin embargo, Obito le dijo que no podrá pasar por su cuerpo, ya que finamente se dio de que él, no es Madara y que su yo actual, es el que se quería convertir en Kage, Obito Uchiha, todo esto, mientras en su mano izquierda, se creó un orbe negro, que luego se transformó en su Shakujō. Segundos después, Madara trata de atacarlo con su mano, pero ésta atraviesa a Obito, puesto que utilizó el Kamui, cosa de la que el Jinchūriki se percata, por lo que empieza a alejarse, viendo que Obito estaba tratando de halar su Chakra.

Chakra Biju extraido de Madara

Chakra del Una y Ocho Colas extraídas de Madara.

Seguidamente, tanto Obito como Madara, entran al subconsciente de éste último, en donde Obito, intenta debilitar a Madara, extrayendo a las Bestias con Cola, sin embargo, sólo logra llevarse una parte de Shukaku y Gyūki, las cuales son extraídas de él. Posteriormente, cuando Kakashi se llevó a Naruto a la Dimensión del Kamui y Obito trató de seguirlos, fue atacado por Madara, quien le lanzó dos de sus esferas de Chakra, las cuales fueron bloqueadas por el Shakujō de Obito. Al ver esto, Madara dice que fue bueno usar el Senjutsu de los Seis Caminos, y le pregunta si fue capaz de absorber algo de ese poder.

Luego de eso, cuando Obito y Kakashi hacen equipo para luchar, Madara los observa y le dice que recuperará todo lo que le heredó, en especial su ojo izquierdo, al oír eso, Obito le recuerda que él dijo que el Sharingan muestra su verdadero poder cuando sus dos ojos están juntos, Madara lo corrige y le dice que no es un Sharingan si no un Rinnegan, Obito niega esto y le dice que se refiere a sus dos ojos. Al verlo, Madara se pone en posición para atacar y se dice que Obito posee el Rinnegan y al Nueve Colas, pero que todo estará bien si no lo deja saltar a la Dimensión del Kamui, empezando a pensar en la posible estrategia que utilizarían para atacarlo y luego ir a la dimensión, además de algo sobre lo que Obito dijo anteriormente.

Madara lanza sus Gudōdama

Madara lanza sus Gudōdama.

Así mismo, dice que podría usar el Limbo: Cárcel Fronteriza, pero como Obito tiene el Rinnegan, le será fácil evadirlo, por lo que los atacará al mismo tiempo, enviando nuevamente dos esferas de Chakra, las cuales estaban por golpear a sus objetivos, hasta que Obito logró ir a la Dimensión del Kamui, cosa que le dio una gran sorpresa a Madara, para luego ver como la esfera, impactaba y creaba una gran nube de polvo. Madara luego, se percató de que utilizaron el Kamui al mismo tiempo, lo que duplicó la velocidad de salto. Al despejarse el polvo donde habían impactado sus esferas, Guy había protegido a Kakashi de ésta, Madara al verlo, le dice que lo vio en algún lugar.

Luego de verlo, Madara declara que no importa que traigan refuerzos, ya que no son y no podrán hacer nada contra él. Posteriormente, cuando Guy se prepara para hacerle frente al Uchiha, el primero abre la séptima puerta, causando una gran corriente de aire, y que sorprendió a Madara, éste último se dice a sí mismo, que es una puerta antes de la puerta de la muerte y que lo está subestimando, si no piensa utilizar la corriente roja contra él, sin embargo, éste se sorprende al ver que su rival, avanzó con una gran velocidad, colocándose frente a él, y empezando a utilizar Taijutsu, el cual Madara evadía.

Madara recibe el Tigre del Mediodía de Might Guy

Madara recibe el ataque de Guy.

Repentinamente, Guy hace un sello con sus manos, sorprendiendo a Madara, por lo que intentó golpearlo con su Shakujō, sin embargo, recibió el Tigre del Mediodía, causando una gran explosión, aunque al parecer, no tuvo mucho efecto, dejando a un cansado Guy, sin poder moverse y tendido en el suelo, Madara intentó aprovechar esta oportunidad y lanzó unas de sus esferas de Chakra para eliminarlo. Sin embargo, cuando la esfera estaba por impactarlo, Guy es salvado por Lee para que, posteriormente, la esfera de Chakra regresara con el Uchiha. Madara, al percatarse de esto, empieza a levitar y a observar a sus enemigos.

Seguidamente, cuando Guy vuelve a hacerle frente y empieza a abrir la Octava Puerta, Madara lo observa y, gracias al Rinnegan, fue capaz de ver que su Chakra se está concentrando en el punto de la puerta, para luego observar como se abría. Madara reconoce el vapor rojo que salía de Guy, diciendo que el llamado vapor de sangre, es una señal de que todas las puertas fueron abiertas, pero que viéndolo, se parece más al color de las hojas de otoño, caídas y marchitas. Guy afirma esto, pero que él no solo morirá, si no que será el sustento para las nuevas hojas, diciendo otras palabras.

Madara luego de recibir el Elefante del Ocaso

Madara luego de recibir el Elefante del Ocaso.

Luego de eso, Madara desciende y es sorprendido por la gran velocidad de Guy, quien ataca al Jinchūriki con el Elefante del Ocaso, por lo que el Uchiha, con una gran dificultad, logra bloquearlo, pero sin embargo, causa una gran explosión que sorprendió y envió a Madara a gran profundidad a la tierra, en donde éste acabó tirado en el piso, dándose cuenta del efecto de la técnica, el cual funciona como un cañón de aire. Luego de eso, el cuerno de la placa de su frente se rompe, para luego levantarse del suelo, diciendo que si lo golpea cuatro o cinco veces más, estará perdido y que no debe dejar que sus puños lo golpeen, seguido a eso, sale del fondo del agujero volando y diciendo que es raro luchar contra un usuario de las Ocho Puertas Internas, por lo que será su oponente.

Segundos después, Guy empieza a patear el aire para alcanzar a Madara, cosa de la que éste se percata, para luego observar como Guy corría en círculos alrededor de él y luego ser atacado nuevamente por el Elefante del Ocaso, pero ésta vez, logra protegerse, creando un escudo con sus esferas de Chakra, sin embargo, debido a la gran velocidad de Guy, éste aparece por detrás del Jinchūriki y lanza la segunda ráfaga del ataque, la cual lo golpea, para luego lanzar las restantes.

Guy ataca nuevamente a Madara

Guy golpea a Madara.

Esto dejó a Madara suspendido en el aire, sin poder moverse, además de que empezó a escupir sangre, algo que Guy aprovechó para volver a atacar, pero Madara reaccionó y se cubrió completamente con sus esferas de Chakra, además de lanzar cinco de éstas contra su enemigo, sin embargo, éstas fueron bloqueadas por Minato y alejadas del lugar con su gran velocidad, gracias a un Kunai de Espacio-Tiempo lanzado por Lee. Luego de eso, Kakashi, apoyado por la arena de Gaara, crea una apertura en el escudo, utilizando el Kamui, Madara al percatarse y al estar pendiente de esto, es sorprendido y golpeado por Guy, quien lo utilizó para romper su propio escudo, algo que hizo que volviera a escupir sangre, además de que lo mandó a volar.

Sin embargo, Madara se levanta y dice que no había estado tan emocionado, desde su batalla contra Hashirama, preguntando si aún podía seguir y si no tenía otras técnicas, puesto que quería seguir divirtiéndose. Más tarde, ambos contrincantes seguían luchando, en donde Guy aparentemente siguió atacando al Uchiha con el Elefante del Ocaso, dejándolo muy herido, eso hizo que Madara lo halagara, diciendo que esos ataques estuvieron bien. Luego de eso, Madara se da cuenta de la presión ejercida en el punto de la puerta, diciendo que el siguiente ataque tal vez sea el último, seguidamente, Madara ve como Guy empieza a liberar el poder de su ultima técnica y dice que reconoce ese Chakra, y en cuanto al Taijutsu, él nunca luchó contra alguien tan bueno como él, para luego protegerse cuando el shinobi de Konoha pretendía atacar, sin embargo, éste se percata de que dicha técnica, distorsiona el espacio.

Guy Nocturno Anime 3

Madara es impactado por la Polilla Nocturna.

Segundos después, Guy golpea fuertemente a Madara con la Polilla Nocturna, enviándolo a volar varios metros hasta chocar con el tronco del Dios Árbol, ésto hizo que Madara sangrara en gran cantidad y que varias de sus costillas fueran rotas, para luego, la mitad izquierda de su cuerpo ser completamente eliminada, sin embargo, ésta empezó a regenerarse, estando allí, Madara reconoce que casi lo mata y se da cuenta de que su enemigo estaba a punto de morir y convertirse en cenizas, pero antes de que esto suceda, piensa en matarlo, por lo que lanza una de sus esferas de Chakra. Sin embargo, ésta fue pateada por Naruto, quien repentinamente apareció y la envió al tronco del árbol, además de salvar la vida de Guy, cosa que sorprendió al Jinchūriki, quien al verlo, dice su nombre, pero luego se da cuenta de que tiene algo diferente, diciéndose así mismo que Obito tenía algo que ver, Naruto le responde que también está sorprendido y que siente que puede cambiarlo todo.

Luego de eso, Madara observa y se pregunta que fue lo que Naruto hizo para evitar que el Chakra se desvaneciera de Guy, segundos después, Naruto se prepara para atacarlo, por lo que Madara, atrae la esfera de Chakra que pateó Naruto y la transforma en un bastón, sin embargo, es golpeado fuertemente por el Uzumaki. A pesar de esto, Madara logró parar su puño con su Shakujō, mientras se preguntaba si era por que aún no se recuperaba, pero luego se da cuenta de que se hizo así de fuerte. Seguidamente, cuando Naruto utilizó el Arte Sabio: Elemento Lava Rasen Shuriken, Madara logró esquivarlo y utilizó el Limbo, intentando golpear a Naruto, sin embargo, éste de alguna forma, no lo golpeó, cosa que sorprendió a Madara, para luego observar cuando es golpeado por el Rasen Shuriken, el cual lo dejó muy mal herido, además de que cortó el tronco del Dios Árbol, cosa que dejó más que sorprendido a Madara, quien, mientras veía como se desplomaba el tronco, escucha una voz que le pedía que lo absorbiera y que absorbiera al árbol sagrado y al Diez Colas.

Madara absorbe el tronco del Dios Árbol

Madara absorbe el tronco del Dios Árbol.

Madara logra ponerse de pie y hace caso a esto, absorbiendo el tronco del árbol. Gracias a esto, Madara logró recuperarse y aparentemente, volverse más fuerte, puesto que le aparecieron más magatamas en su túnica, y mientras se encontraba levitando, justo sobre Naruto, el Uchiha empezó a hablar solo, diciendo que ya se dio cuenta de que era el mismo árbol sagrado, además de que apareció en él, la presencia de Kaguya Ōtsutsuki, mientras Madara declaraba que había llegado el momento de volverse uno solo.

Segundos después, cuando Naruto se le acerca para hacerle frente, Madara le dice que no lo puede derrotar, ya que es completamente inmortal, Naruto le responde que él no lo planea derrotar solo, en ese momento, Sasuke llega al campo de batalla, siendo teletransportado por Tobirama, en donde Madara observa con asombro, las nuevas habilidades que obtuvieron, diciendo que será un problema, pero que él posee esos mismos poderes, diciendo que será la ultima batalla y que pronto encontrarán al más fuerte de ellos.

Posteriormente, hace un sello de mano y ataca a sus dos rivales con grandes rayos que salían de sus manos, sin embargo,
Madara bloquea el ataque de Naruto

Madara bloquea el ataque de Naruto.

Naruto logró bloquearlo con su , mientras que Sasuke con su Rinnegan, de alguna forma, logró moverse a otro lugar, cosa que dejó sorprendido a Madara, diciendo que eso no fue un movimiento, seguido a ese, Naruto aprovechó que éste se distrajo y lo atacó directamente con su , cosa a la que Madara responde, utilizando el Limbo, bloqueando el ataque, a pesar de esto, el Uzumaki logró golpearlo, justo después, Madara observa que la Espada Kusanagi de Sasuke pasa volando en medio de ellos, para luego enviar a volar con su técnica anterior y haber cortado su con el Arte Sabio: Elemento Tormenta: Colmillo de Luz a Naruto. Cuando éste se pone de pie, le dice a Sasuke que puede sentir algo y el Uchiha le responde que él lo puede ver, Madara se percata de que el joven Uchiha, con su Rinnegan, es capaz de ver el Limbo y a su ''sombra'', mientras que el Uzumaki, es capaz de sentirlo pero no verlo, mientras transformaba una esferas en un bastón, diciendo que eso es imposible, puesto que éste, está en un mundo invisible, preguntándose cómo fue que obtuvieron esos poderes.

Seguido de esto, Madara empieza a acercarse rápidamente a Sasuke, diciéndose que tienen el mismo Rinnegan y que deben de compartir un lazo mucho más allá de la sangre, por lo que le grita que su ojo izquierdo será compatible con él, sin embargo, en ese segundo, la Espada Kusanagi es clavada en el pecho del Jinchūriki, mientras que Sasuke apareció cerca de Naruto, esto hizo que Madara notara la habilidad de su Rinnegan. Posterior a esto, la ''sombra'' del Limbo regresa a su cuerpo, para luego extraer la Espada Kusanagi de su pecho, mientras pensaba en la inteligencia de Sasuke al saber como funciona su técnica, diciendo que si él hubiera nacido en el tiempo de Obito, las cosas serías distintas, pero que esto no importaba.

Segundos después, Madara observa sorprendido, los ataques de sus enemigos, para luego ser impactado por los dos lados de su cuerpo por el Arte Sabio: Elemento Magnético: Rasengan de Naruto y el Chidori de Sasuke, en donde el primer ataque, empieza a crear un sello en el cuerpo del Jinchūriki. A pesar de esto, el que lo sufrió fue su ''sombra'', puesto que, de alguna forma, se intercambió, mientras que el real salió volando,
Sasuke corta en dos a Madara

Sasuke corta en dos a Madara.

mientras decía, que si se alejaba de la zona, no podría usar su habilidad del Rinnegan y que empieza a entender su ojo, seguido a esto, se dirigió donde se encontraba Kakashi, a quien le quita su ojo Sharingan y se lo implanta en su ojo izquierdo. Luego de eso, es atacado y sorprendido por la gran velocidad de Sasuke, quien lo corta en dos, utilizando el Chidori Eisō, sin embargo, Madara logra activar el Mangekyō Sharingan y utiliza el Kamui, logrando entrar a la Otra Dimensión, el cual, al llegar, observa que Sakura Haruno estaba por destruir el Rinnegan que tenía Obito, por lo que lanza su bastón para detener a la Kunoichi.

Obito, rápidamente se percata de esto y utiliza el Kamui, trasladando a Sakura fuera de la Dimensión del Kamui, esto hizo que el bastón quedará clavado en uno de los bloques flotantes. Después de eso, Madara empezó a levitar y de igual forma, utilizó el Kamui y colocó su brazo dentro del pecho de Obito, mientras se preguntaba qué fue lo que pasó con el sello que colocó en su corazón, preguntando como lo retiró, ya que no debería ser capaz de herirse a sí mismo, Obito le responde que hizo que Kakashi lo apuñalara y que fue cuando trataba de transformarse en el Jinchūriki del Diez Colas, ya que no quería seguir sus ordenes. Sin embargo, Madara empieza a reírse, diciendo que hizo exactamente lo que quería, explicando que ese sello, limitaba los movimientos si alguien trataba de retirarlo y que, gracias al sello que hizo en ellos, no serían capaces de cometer suicidio. Obito se pregunta el por qué de ese ustedes, Madara le responde que es una graciosa coincidencia que ambos sellos fueran retirados de la misma manera, esto hizo reaccionar a Obito, percatándose de que la otra persona era Rin, diciendo que el plan que tenían los ninjas de Kirigakure para soltar al Sanbi en Konoha fue idea de él, todo para arrastrarlo hacia la oscuridad y que trabajara para él.

Madara le declara a Obito que recuperará su Rinnegan

Madara le declara a Obito que recuperará su Rinnegan.

Madara sigue contando su plan, diciendo que aprovechó que Minato se encontraba lejos y controló a los ninjas de Kirigakure para que se llevaran a Rin, además, para poder liberar su poder y ver que tan fuerte era, preguntando si creía que la salida del Zetsu Blanco del suelo, justo a tiempo para despertarlo, había sido una coincidencia y que el hecho de que Rin muriera a manos de Kakashi fue perfecto, pero que de cualquier forma, quería que sus títeres de Kirigakure la mataran. Segundos después, Madara empieza a hacer algo con su mano dentro del pecho de Obito, mientras le decía que le enseñó a controlar a las personas, mediante la oscuridad de sus corazones y que si no la tenían, se podía crear, diciendo que hizo eso mismo con él, Obito le pregunta por qué lo eligió, cosa a la que Madara responde que por que era amable con otras personas, desde el fondo de su corazón e incluso ayudaba a los ancianos, diciendo que tenía fuertes sentimientos por Rin, sus compañeros, y el Hokage y que si caía una vez, automáticamente se convertiría en un gran odio, además de que las personas como él, necesitan algo más para convertirse en lo que él desea, declarando que recuperará su ojo izquierdo. Luego de eso, Madara terminó removiendo su Sharingan izquierdo, de la misma forma que lo hizo con el Rinnegan de Obito, para luego implantarselo y así recuperarlo, algo que de igual forma hizo, implantadole su Sharingan izquierdo a Obito. Luego, el Zetsu Negro tomó el control total del cuerpo de éste y utilizó el Kamui para salir de la Dimensión del Kamui, junto a Madara.

Mientras salía de la Dimensión del Kamui, escucha al Equipo 7 diciendo que trabajará en equipo para derrotarlo, él les propone si considerarían morir juntos, como uno abriendo sus ojos y mostrando ambos Rinnegan. Madara observa a sus oponentes seriamente, haciendo retroceder a una abrumada Sakura, aunque luego ésta, logra activar el Jutsu: Fuerza de un Centenar y se lanza hacia el Jinchūriki, tratando de crear una apertura, pero es fácilmente apuñalada por el bastón. hecho por las esferas de Chakra. Mientras Madara la veía, éste se da cuenta de que es el mismo jutsu utilizado por Tsunade, para curarse sin utilizar sellos. A pesar de esto, Sakura, sin meditar, intenta darle un puñetazo a Madara pero es bloqueado por el Limbo, junto con Naruto y Sasuke, que también intentaron golpearlo, éste último, percatándose de que ahora habían cuatro sombras.

Tsukuyomi Infinito Anime 2

Madara da inicio al Tsukuyomi Infinito.

Madara se muestra contento y dice que ya han jugado demasiado; Alzándose por los cielos, crea varios Chibaku Tensei que estremecieron la tierra y los deja caer contra el Equipo 7, todo esto mientras las sombras empezaron a atacarlos, pero empezaron a luchar contra algunos clones de Naruto; Madara, luego rompe el protector en su frente y se eleva aún más alto, mirando hacia la luna, donde cierra sus ojos, y gracias al poder de la transmigración, un tercer ojo se abre en su frente, reflejandolo en la superficie lunar y dando comienzo al fin del mundo: la pesadilla eterna que es el sueño infinito del Tsukuyomi. Luego de haber lanzado el Tsukuyomi Infinito, Madara declara que finalmente, todos serán uno, siendo aparentemente influenciado por Kaguya. Seguido a esto, el jutsu empieza su efecto, lanzando una gran y poderosa luz muy brillante, la cual controla a todas las personas del todo el planeta, aparentemente reflejando el Rinnegan de Madara en sus ojos, impidiendo que se pudieran mover. Madara dice que esa luz es tan brillante, que alcanza incluso los lugares llenos de sombras y que no podrán escapar, además utiliza el Dios: Nacimiento de un Mundo de Árboles, el cual crea varias raíces gigantescas que se extienden a lo largo de la tierra, tomando a las personas, envolviéndolas y unificándolas con las raíces del Dios Árbol y todas las demás personas.

Kaguya Ōtsutsuki Ataca

Más tarde, luego de que todas las personas del planeta cayeran en el Tsukuyomi Infinito y que la Luna dejará de emitir su luz, los únicos a salvo, y que no fueron afectados por el jutsu, fueron Naruto, Kakashi, Sakura y Sasuke, gracias a que éste último, los protegió con su Susanoo, cuando éste se deshizo, luego de que el jutsu dejará de hacer efecto en la luna, estos fueron confrontados por el Zetsu Negro, quien les dice que ellos son los únicos de los que hay que deshacerse. En ese momento, Madara llega diciendo que él es el salvador del mundo y que él se encargará de ellos, además los observa y les dice que no los dejará hacer nada más, mientras que sus sombras rodeaban a sus enemigos. Madara les dice que detuvo el destino del mundo, sólo liberó a las personas del dolor, sufrimiento y soledad, cosa en la que un enojado Naruto, le dice que sólo es una mentira.

Zetsu Negro traiciona y atraviesa a Madara

Zetsu Negro traiciona y atraviesa a Madara.

Madara le responde que él es quien se interpone en la felicidad de todos sus amigos y que todo eso acabaría allí, además de que hizo el infierno el paraíso y que debe entender que todo acabó, en ese segundo, Zetsu Negro atraviesa a Madara en el corazón, diciendo que nada ha acabado y que él no es el salvador; Madara, lo observa sorprendido, diciendo que no se podía mover. Zetsu Negro le pregunta que por qué pensó que, a diferencia de Obito, él podía usar a los demás y que no era presuntuoso pensar que sólo él es diferente, un sorprendido Madara le pregunta por qué está diciendo eso, reclamándole que él fue quien lo creó y que es su voluntad, a lo que Zetsu Negro niega esto y dice que él es la voluntad de Kaguya, para poco después, el Zetsu Negro empezar a extenderse por todo el cuerpo de Madara, lo que le causa gran dolor.

Madara inflándose por el exceso de Chakra

Madara inflándose por el exceso de Chakra durante su transformación en Kaguya.

Mientras el Zetsu Negro seguía expandiéndose por el cuerpo de Madara, éste seguía gritando de dolor, además, sus sombras empezaron a desaparecer del campo de batalla, seguidamente, una gran cantidad de Chakra, proveniente de las personas encerradas en el Tsukuyomi Infinito, empezó a surgir del suelo y es absorbido por Madara, quien por tanta cantidad de poder, se convirtió en una grande y grotesca masa, hinchándose. Rápidamente, Naruto y Sasuke deciden acabar al Jinchūriki, ahora que está inmóvil, pero son atacados por lo que parece ser una larga cabellera, siendo tomados, sujetados y alejados del Uchiha. Posteriormente, el Zetsu Negro termina de desprenderse de Obito y se fusiona completamente con Madara, quien se encontraba muy sorprendido, para finalmente empezar a encogerse y transformarse en Kaguya.

Debido a la desaparición de Madara, las Barras Negras clavadas en la espalda de Hashirama desaparecieron, de igual forma que lo hicieron sus esferas de Chakra, las cuales se encontraban en Konoha con Minato. Más tarde, los Hokages resucitados se reunieron, junto a la mitad inferior del cuerpo de Madara que, anteriormente, había sido cortado por Sasuke. Al no entender que era lo que sucedía, Tobirama dio la opción de resucitar a Madara con el Edo Tensei, utilizando esa parte de su cuerpo para saber más de la situación, sin embargo, Hashirama se rehusó, debido a que era necesario un sacrificio, seguidamente toca la mitad del cuerpo de Madara, una corriente de Chakra salió de éste y se manifestó como Hagoromo, mejor conocido como el Sabio de los Seis Caminos, quien empezó a hablar con los Hokages.

Madara luego de ser expulsado de Kaguya

Madara luego de ser expulsado de Kaguya.

Posteriormente, cuando Naruto y Sasuke finalmente logran tocar a Kaguya con las marcas de sus manos y empiezan a sellarla, utilizando el Seis Caminos — Chibaku Tensei, ésta se transformó en el Diez Colas, el cual empezó a dividirse en las nueve Bestias con Cola, volviendo a transformarse en la Estatua Demoníaca del Camino Exterior. Sin embargo, la décima cola, que era una cabeza de conejo en la que Kaguya se había transformado anteriormente, expulsa a Madara de su cuerpo, cayendo disparado en un montón de rocas, ya en su estado normal. Seguidamente, es trasladado de regreso al Mundo Shinobi por Hagoromo y con la ayuda de los Kages del pasado, utilizando el Jutsu de Invocación Combinada, en donde éste, se encontraba en el piso, pero aún seguía vivo.

Hashirama y Madara hablan por última vez

Madara habla por última vez con Hashirama.

Seguido a esto, Hashirama se acerca a él, en donde un triste y moribundo Madara, le dice que, a pesar de que ambos siempre estuvieron soñando con alcanzar grandes cosas, nunca pudieron tocarlas, Hashirama le responde que sus sueños nunca fueron fáciles, y que ellos sólo podían hacer mucho mientras vivían, y que es por eso que deben confiar en los demás, los que están detrás de ellos, Madara le dice que sigue tan blando como siempre y que siempre fue un idiota, pero que quizá, esa sí era la forma de hacer las cosas, diciendo que su sueño se acabó, pero que el suyo aún vive. Hashirama le dice que siempre va deprisa y que debería llegar a la conclusión de las cosas a las que no puede llegar, que se olvidó de criar adecuadamente a los que estaban detrás de él, a los que pudo confiarle las cosas, a lo que Madara le responde que eso estaba fuera de sus posibilidades, ya que siempre odió tener gente que lo siguiera, Hashirama le dice que cuando eran niños, él le dijo que como Ninjas, no había nada que pudieran decir cuando morían y que, aunque encontraran una forma de quedarse, la compartirían, aún si fueran enemigos, y que beberían juntos como hermanos y que ahora están muriendo y lo único que pueden hacer es compartir un trago como compañeros. Al oírlo, Madara guarda silencio un momento, para luego afirmar esto, ya que ambos estaban por irse. Seguido a esto, muere definitivamente.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.