Naruto Wiki
Advertisement

Mirai Sarutobi (猿飛ミライ, Sarutobi Mirai) es una kunoichi de Konohagakure perteneciente al clan Sarutobi.

Historia

Mirai nació a finales de otoño resultado de la unión de Asuma y Kurenai.[2] Mientras crecía se volvio cercana a Shikamaru, quien la vigilaba regularmente de acuerdo a la promesa que le había hecho a su difunto padre antes de que muriera.[3]

Apariencia

Mirai tiene pelo negro y ojos rojos con un anillo adicional en ellos alrededor de la pupila, iguales a los de su madre. Cuando era una bebé llevaba un sencillo kimono amarillo con bordes azules que se mantenía cerrado con una pequeña faja blanca.[4]

Dos años después de su nacimiento, su cabello creció significativamente, teniendo una corta cola de caballo encima de su cabeza. Mirai vestía un traje de cuerpo entero color beige con líneas diagonales color beige claro que cruzaban a lo largo del área del pecho y el estómago. Portaba las típicas sandalias shinobis de color rosa.[5]

Ya siendo una joven adulta, el cabello de Mirai es más largo además de haberse vuelto rizado y puntiagudo. Su atuendo consiste en el uniforme estándar de Konoha compuesto por una blusa manga larga negra debajo de su chaleco táctico en conjunto con un pantalón igualmente negro y un protector de frente negro con el símbolo de Konoha.[6] Tiempo después, Mirai le realizó varios cambios a su vestimenta. Actualmente viste una blusa de manga larga con cuello alto y un par de pantalones cortos negros. Su nuevo chaleco cuenta con su propio cuello y botones en las solapas. También porta un brazal con el símbolo del clan Sarutobi en el brazo izquierdo.[7]

Mirai Sarutobi de bebé.png
Mirai de bebé.
Mirai de niña.png
Mirai de niña.

Personalidad

Cuando apenas tenía dos años de edad, Mirai era extrovertida y muy amigable con los estudiantes de sus padres,[8] en especial a Shikamaru, a quien se refería como "hermano".[9] Tenía el hábito de darles sobrenombres y en ocasiones confundirse con sus nombres, lo que resultaba en los mezclara. Característico de alguien de su edad, era muy enérgica y descuidada en sus interacciones con los demás, jalando las orejas de Akamaru en una ocasión.[8]

Siendo una joven adulta Mirai se convirtió en una chica alegre y animada. Ella demuestra una gran disposición y determinación a la hora de llevar a cabo sus misiones, entregándose por completo a su labor. Pese a lo bueno de su dedicación, Naruto y Kakashi notaron que se tomaba sus deberes muy en serio, motivando al primero a asignarle el labor de escoltar al último en su viaje para que pudiera relajarse. Luego de tener una plática con Kakashi al respecto Mirai comprendió sus intenciones y fue capaz de divertirse en el viaje.[3]

Le emocionan los retos y las misiones peligrosas, fantaseando que su misión de escolta de Kakashi y Guy fuera de rango S e involucrara constantes ataques enemigos, solo para decepcionarse al enterarse de la verdad. A su vez, esto también mostró que le preocupa la opinión de sus superiores respecto a sus habilidades, temiendo inicialmente que el Séptimo Hokage dudara de su capacidad, ya que había sido él quien le asignó dicha labor.[3]

Aunque no pudo conocer a su padre, debido a la muerte prematura de este, Mirai le tiene un gran cariño, deseando haberlo conocido y sintiéndose honrada al recibir sus cuchillas de chakra,[3] además de mostrarle sus respetos antes de partir a una misión.[6] De manera similar, le tiene un profundo aprecio a Shikamaru debido al rol que ha desempeñado en su vida. Debido a la confianza que ambos depositaron en ella, Mirai está determinada a corresponderles haciéndolos sentirse orgullosos de ella.[3]

Período de Cambios

Shikamaru Hiden: La Nube que Flota en el Silencio de la Oscuridad

Mirai abraza a Shikamaru.

Mientras visitaba la tumba de su padre junto a su madre, Mirai se encontró con Shikamaru, a quien saludó de manera afectuosa y con un abrazo.[9]

The Last

Mirai junto a su madre escuchando las noticias sobre la Luna.

En su segundo cumpleaños, Mirai fue visitada por los estudiantes de su padre de quienes recibió regalos. Más tarde, ella y su madre fueron salvadas de los meteoritos que estaban cayendo sobre Konoha por Chōji.[2] Después de la terrible experiencia, ella y su madre escucharon el anuncio mundial de que la amenaza había terminado.[5]

Konoha Hiden: El Día Perfecto para una Boda

Mirai y su madre dando unas flores a Hinata.

Mirai estuvo presente durante la visita de Kiba y Shino a su maestra para discutir su regalo de bodas a Hinata. Mientras ellos hablaban sobre ello, Mirai se montó sobre Akamaru y le jaló las orejas.[8] Días después, asistió a la boda de Naruto y Hinata, en la cual le entregó unas flores a la novia.[5]

Tercera Parte

Durante su infancia, Mirai visitó la tumba de su padre incontables veces. Conociendo a Shikadai desde su nacimiento, Mirai desarrolló una relación de hermanos con él, ya que ambos estaban siendo entrenados por Shikamaru. Durante este tiempo ella experimentó con el niño para mejorar su genjutsu.[3] Tras su graduación de la Academia Shikamaru se volvió su maestro, convirtiéndose Mirai en una asombrosa shinobi bajo su tutelaje.[10]

Cuando Shikadai entró en la Academia, Mirai supervisó su entrenamiento con el objetivo de pasarle las técnicas que Shikamaru le había enseñado. Luego de participar en los exámenes chūnin y aprobar ella fue a la tumba de su padre para contarle sobre su promoción. Allí se encontró con Shikamaru, quien la felicitó y le entregó las cuchillas de chakra de su padre.[10]

Konoha Shinden: Pergaminos Ninja Vaporizantes

Mirai hablando con Kurenai.

El día de la Reunión Kage en Konoha, Mirai fue elegida para escoltar al Sexto Hokage, Kakashi. Después de que se despidiera de una foto de su padre su madre le preguntó si no iba a escoltar al Séptimo ese día. Ella lo negó, contándole sobre su nueva misión.[3][11]

Aunque al comienzo deseaba que fuera una misión emocionante Mirai se decepcionó por lo intrascendente y aburrido que resultó ser su viaje, deprimiéndose al enterarse que dicha misión era solo una tapadera para que Kakashi y Guy tuvieran la oportunidad de visitar algunas fuentes termales, preocupándose además sobre lo que eso sugería de la opinión de Naruto sobre ella dado que él la había elegido para esa misión. A pesar de esto, ella continuó decidida a llevar a cabo su deber. Viendo esto, Kakashi la abordó en la noche mientras ella los observaba a él y Guy cenar, revelándole que Naruto la había escogido para esa misión con el objetivo de que pudiera relajarse, habiéndose preocupado debido a su hábito de ser muy seria en sus misiones. Mirai se disculpó por ello y prometió que intentaría relajarse, tras lo cual aceptó la invitación del ex Hokage a acompañarlos a cenar.

Al día siguiente el grupo siguió su viaje y llegó a una ciudad en el borde del País del Fuego y el País de las Aguas Termales, la cual estaba celebrando su festival anual en conmemoración de la fundación de sus aguas termales. Sin embargo, debido a que los residentes no podían decidirse si la deidad fundadora era un perro o un gato, el festival era una competencia entre amantes de perros y gatos para decidir cuales eran superiores. Los tres atestiguaron el debate desatarse, con Mirai sorprendida al ver a Kiba y Tamaki ahí también. No siendo parte de ningún bando y queriendo poner fin al argumento sin herir a ninguno, Mirai empleó su habilidad con genjutsu para crear una gigantesca cabeza flotante mitad perro mitad gato, pidiéndoles a todos que detuvieran su pelea. Pese a que las cosas no resultaron como había planeado, Mirai logró darle un final satisfactorio a la disputa.

Esa noche, Mirai se reunió con Tenten para recibir suministros de ella, dado que ella no había empacado suficientes para su viaje por haber leído mal los requisitos de la misión. Luego de entrar a las aguas termales ambas decidieron realizar una broma para espantar a Guy al disfrazar a Tenten como un fantasma. Aunque el plan funcionó, Mirai quedó horrorizada la mañana siguiente al enterarse que Guy había visto un fantasma de verdad. Más tarde, ella prosiguió con su misión de acompañar a Kakashi y Guy en su recorrido a través de varias aguas termales, sorprendidos que en su mapa donde marca una solo hay una gran roca, descubriendo que el agua termal estaba bloqueada por ella como resultado de un derrumbe. Mirai se preocupó por lo que eso pudiera significar para la ciudad ubicada ahí pero Kakashi le aseguró que sabía quien podía encargarse del problema. Al próximo día, Chōji llegó a ayudar. Después de unos cuantos impedimentos él entró en Modo Mariposa y entre él, Mirai y otros fueron cpaaces de mover la roca.

Habiéndose detenido en otra posada para descansar, Mirai entró a las aguas termales del establecimiento, donde se encontró con una chica llamada Tatsumi, quien estaba visitando el lugar en memoria de madre muerta. Las dos platicaron por un tiempo hasta que Mirai se paró para irse, momento en el cual Tatsumi la detuvo, diciéndole que cerca había un agua termal en la que la gente podía encontrarse con los muertos. Si bien no le creía al principio, la chica la convenció al recordarle los revividos de la Cuarta Guerra Mundial Shinobi. Escabulléndose del establecimiento las dos llegaron a una cueva donde fueron recibidas por un grupo de personas encapuchadas y con máscaras. Luego de ser presentada al líder del grupo, Ryūki, este le ofreció a Mirai una bebida, sin embargo, ella se negó a tomarla y la tiró. Molesto porque Tatsumi había llevado a alguien problemático luego de que hubiera reunido suficientes sacrificios, Ryūki ordenó que las capturaran.

Liberándose fácilmente de sus seguidores, Mirai le preguntó si era el responsable de los recientes secuestros en el área, lo que él confirmó, aclarando que lo había hecho con el objetivo de sacrificar a las chicas a Jashin para volverse inmortal. Con sus seguidores siendo abatidos por Mirai Ryūki les ordenó tomar ventaja de la gente que ya habían capturado, aunque fueron detenidos por Guy. Kakashi llegó con Mirai y le explicó que la habían seguido por si estaba en problemas. Viendo que Ryūki estaba escapando, Mirai dejó a Tatsumi a Kakashi mientras ella iba tras él. Su enemigo aprovechó esto para beber la sangre de una herida suya y usar su Jutsu de Maldición: Controlando la Sangre Manipulada del Cuerpo en ella, aparentemente matándola. Sin embargo, todo fue un engaño de Mirai, quien lo derrotó de un golpe.

Luego de liberar a las chicas Kakashi y Guy le revelaron que su viaje había sido una misión encubierto para atrapar a los Jashinistas. Si bien le molestó que le ocultaran eso en un inicio, Mirai comprendió que si le hubieran contado habría actuado de manera diferente, y por lo tanto no habría podido ubicarlos como terminó haciéndolo. A la mañana siguiente los cuatro volvieron a la posada, con Mirai agradeciéndole a Tatsumi por mostrarle el valor de los ninjas en una era de paz.

Arco de la Misión Genin

En el anime, cuando Boruto y Sarada no estuvieron de acuerdo en formar parte del mismo equipo, se les dio la opción de dar una petición al Séptimo Hokage para ser reasignados. Naruto se encontraba en una sesión de entrenamiento con unos ninjas para prepararlos para futuros ataques, por lo que Mirai fue dejada a cargo de que ninguna persona no autorizada lo interrumpiera.[12]

Mirai luchando contra Boruto y Sarada.

Al llegar el dúo al puente que conectaba con el lugar Mirai se negó a dejarlos pasar, por lo que comenzaron un enfrentamiento. Aunque superada en número, Mirai aprovechó su falta de trabajo en equipo y repelió con facilidad los ataques de ambos. Cuando Mitsuki señaló que cada uno se enfocaba mucho en las acciones del otro, Boruto y Sarada se ajustaron para aprovechar las habilidades del otro mientras peleaban individualmente, logrando finalmente engañar a Mirai y tirarla del puente, siendo salvada por Konohamaru, quien la amarró con una cuerda. A pesar de esto, el grupo se olvidó de liberarla, dejándola abandonada colgando del puente.[12]

Arco del Grupo Byakuya

En el anime, Mirai fue asignada la tarea de apaciguar las protestas de unos ciudadanos contra la Kaminarimon Company. Al darse cuenta que los protestantes estaban bajo el efecto de un genjutsu, Mirai ayudó a liberarlos.[13]

Arco de la Desaparición de Mitsuki

Habiendo descubierto que Mitsuki era hijo de Orochimaru, Mirai fue a platicar de ello con Konohamaru.[14]

Arco de Escolta del Una Cola

En el anime, mientras patrullaba la frontera del País del Fuego, Mirai se encontró con Shinki, quien aparentemente estaba tratando de entrar al país sin aprobación. El joven insistió en que tenía que hablar con el Hokage y se negó a contarle nada, declarando que solo hablaría con alguien de rango superior a chūnin.[15]

Arco del Time Slip

En el anime, siguiendo con su deber de patrullaje, Mirai y su unidad fueron atacados por Urashiki. Después de incapacitarla y robarle su chakra, el Ōtsutsuki se dio cuenta de que podía usar el equipo de comunicación de Mirai en su beneficio. Más tarde, él usó su chakra para ponerlos a ella y varios otros shinobis de Konoha bajo un genjutus y guiarlos fuera de la aldea. Tras esto, Mirai fue encontrada y liberada del genjutsu.[16]

Unos días después, Mirai se enteró que una pelea se había desatado dentro de la aldea. Al llegar al lugar se encontró con Boruto, quien insistió en que no era culpable. Recordando que la madre de Mirai tenía historia con los Hyūga, Boruto le pidió a Mirai que le dejara hablar con Kurenai con la esperanza de encontrar el regalo perfecto para su abuelo. Luego de llevar al niño con su madre Kurenai le pidió a Mirai que dejara la habitación antes de hablar.[17]

Arco de los Bandidos Mujina

Mirai informa a Naruto sobre el Equipo Konohamaru.

Después de que el Equipo Konohamaru atrapara a unos miembros de los Bandidos Mujina, Mirai fue a reportárselo al Séptimo Hokage.[18]

Tiempo después, con la visita de Ikkyū Madoka, el daimyō del País del Fuego, inminente Mirai fue a contarle a Shikamaru sobre ello, notificándole que el único problema era que los Bandidos Mujina habían amenazado con secuestrar a su hijo. Viendo esto como una oportunidad para obtener la ayuda que necesitaba con el problema que tenía, Shikamaru le ordenó vigilar al niño y dejar los criminales lo secuestraran para posteriormente rescatarlo y que de esa forma Ikkyū quedara en deuda con Konoha. Aunque estaba algo rehusa a hacerlo, Mirai accedió a seguir sus órdenes. Algunos días después, le informó del rescate del chico a manos de Boruto.[10]

Arco de Kawaki

En el anime, Mirai participó en los esfuerzos de coordinación liderados por Shikamaru en preparación para la llegada de Isshiki a Konoha.[19]

Habilidades

Desde su época como genin Mirai demostró tener un gran talento como shinobi, logrando dominar cualquier técnica que Shikamaru le enseñara en solo unos pocos intentos.[10] Actualmente es una kunoichi extremadamente capaz, siendo elegida frecuentemente como guardaespaldas del Séptimo Hokage pese a ser una chūnin.[3]

Genjutsu

La especialidad de Mirai es el genjutsu, siendo reconocida como la mejor usuaria de toda Konoha. Su destreza con el Elemento Yin es tal que puede colocar a una persona en una ilusión incluso sin que se de cuenta, pudiendo utilizar estas para restringir a un objetivo.[3] En el anime, fue capaz de someter a Sarada pese a su uso del Sharingan.[12]

Ninjutsu

Transformación de la Naturaleza

Mirai es capaz de utilizar los elementos fuego y viento. Con el fuego es capaz de crear un enorme pilar de fuego a partir de una chispa. Por otra parte, puede usar el viento para envolver su puño en un poderoso torbellino con un gran poder destructivo, además de poder emplearlo en una variedad de otras técnicas de largo alcance que le fueron enseñadas por Temari.[3] En el anime, posee afinidad con el elemento viento. Igualmente, en el anime, es capaz de usar el elemento rayo para enviar una descarga a través del suelo.[20]

Bukijutsu

Mirai utilizando las Cuchillas de Chakra.

Mirai es una diestra combatiente cuerpo a cuerpo, empleando regularmente las cuchillas de chakra de su padre en combate, las cuales puede infundir con chakra para aumentar tanto su rango como su poder penetrativo. Haciendo uso de ellas ha demostrado ser capaz de enfrentar a múltiples oponentes al mismo tiempo, logrando mantener la ventaja durante todo el enfrentamiento.[3] En el anime, pudo abrumar fácilmente a dos hábiles usuarios de taijutsu como lo son Boruto y Sarada con suma facilidad, con el Sharingan de esta última siendo incapaz de encontrar algún punto débil en sus tácticas de combate.[12]

Curiosidades

  • El nombre Mirai (未来) significa "futuro".
  • Entre los pasatiempos de Mirai están leer mapas y libros ilustrados.[3]

Referencias

  1. Retsu no Sho, pág. 38
  2. 2,0 2,1 Boruto: Naruto the Movie (Novela)
  3. 3,00 3,01 3,02 3,03 3,04 3,05 3,06 3,07 3,08 3,09 3,10 3,11 Konoha Shinden: Pergaminos Ninja Vaporizantes
  4. Naruto (Manga) Capítulo #533, pág. 11
  5. 5,0 5,1 5,2 The Last: Naruto the Movie
  6. 6,0 6,1 Naruto (Manga) Capítulo #700, pág. 9
  7. Boruto: Naruto Next Generations (Manga) Capítulo #11, pág. 24-25
  8. 8,0 8,1 8,2 Konoha Hiden: El Día Perfecto para una Boda
  9. 9,0 9,1 Shikamaru Hiden: La Nube que Flota en el Silencio de la Oscuridad
  10. 10,0 10,1 10,2 10,3 Shikamaru Shinden: Una Nube Bailando en Pétalos Caídos Abandonados
  11. Naruto (Manga) Capítulo #700
  12. 12,0 12,1 12,2 12,3 Boruto: Naruto Next Generations (Anime) Episodio #38
  13. Boruto: Naruto Next Generations (Anime) Episodio #46
  14. Boruto: Naruto Next Generations (Anime) Episodio #78
  15. Boruto: Naruto Next Generations (Anime) Episodio #125
  16. Boruto: Naruto Next Generations (Anime) Episodio #128
  17. Boruto: Naruto Next Generations (Anime) Episodio #138
  18. Boruto: Naruto Next Generations (Manga) Capítulo #11
  19. Boruto: Naruto Next Generations (Anime) Episodio #213
  20. Boruto: Naruto Next Generations (Anime) Episodio #111
Advertisement